lunes, 8 de octubre de 2018

Pan de muerto





Falta poco para el día de Todos los Santos, el día de los difuntos y para la famosa fiesta de Halloween así que, vamos a ir publicando una serie de recetas que se elaboran en diferentes partes del mundo en estas fechas. La receta que traemos hoy es el famoso pan de muertos mejicano, que se ofrece a los familiares difuntos que "regresan" el día de difuntos para visitar a los vivos.
Es un pan dulce, enriquecido con agua de azahar y ralladura de naranja. Está formado por una bola grande central que, por su forma redondeada, representa el ciclo de la vida, cuatro o seis líneas que atraviesan el pan y que significan los huesos y las lágrimas derramadas por los fallecidos y, por último, la bola de arriba que simboliza el cráneo. Recuerda un poco a nuestro Roscón de Reyes y está buenísimo acompañado de chocolate caliente.




Helado de vainilla






Ingredientes:


- 550 gr d harina de fuerza.
- 175 gr de azúcar.
- 125 ml de leche entera.
- 100 gr de mantequilla.
- 2 huevos.
- 25 gr de levadura de panadería.
- 5 gr de sal.
- Ralladura de una naranja.
- 10 ml de agua de azahar.
- 1 huevo batido para pincelar.

1. Hacemos un prefermento, mezclando 50 ml de leche tibia, dos cucharadas de azúcar y la levadura. Dejamos reposar 30 minutos.
2. Mezclamos todos los ingredientes (excepto el prefermento y la mantequilla) y amasamos durante 3 o cuatro minutos. Dejamos la masa reposar durante 15 minutos y volvemos a amasar otros cuatro o cinco minutos.
3. Añadimos la mitad de la mantequilla y amasamos un par de minutos, dejamos reposar durante quince minutos. Añadimos el resto de mantequilla, amasamos una vez más y dejamos reposar otros quince minutos. 
4. Pasados los 15 minutos anteriores, añadimos el prefermento, amasamos bien durante un par de minutos y dejamos reposar otros 15 minutos. Repetimos el proceso de amasado y reposo hasta que consigamos una masa elástica.
6. Formamos una bola con la masa y dejamos reposar dos o tres horas, hasta que doble su volumen.
7. Dividimos la masa en dos, para formar dos panes.
8. Con cada una de las masas formaremos una bola grande, una bolita pequeña y tres cilindros, que aplastaremos con los dedos en tres partes para formar los "huesos" y las "lágrimas" del pan. Formamos el pan. Pincelamos con huevo y espolvoreamos con azúcar y dejamos reposar otra hora el pan ya formado.
9. Precalentamos el horno a 180º y horneamos 30 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario