lunes, 22 de octubre de 2018

Babka de calabaza y chocolate





Esta semana seguimos con las recetas que incorporan ingredientes propios del otoño, con un babka de calabaza. 
Los babkas son dulces típicos de la Pascua en los países del este de Europa. Pueden adoptar dos formas, la de las fiestas critianas de estos países, en los que tradicionalmente  se elaboran en moldes altos,  circulares, con un agujero central y que son como un bizcocho y, la forma judía,con un doble levado, forma trenzada y más parecido a una masa tipo brioche



La versión judía es la que os traemos hoy y se puede rellenar de canela y azúcar, chocolate, mermelada, etc . 








Babka de calabaza y chocolate






Ingredientes:

Para el Babka.

- 325 gr de harina de fuerza.
- 60 gr de leche.
- 15 gr de levadura fresca.
- 130 gr de puré de calabaza.
- 1 huevo.
- 75 gr de azúcar.
- 35 gr de mantequilla.
- 1 pizca de sal. 

Para el relleno:
- 150 gr de chocolate negro.
- 100 gr de mantequilla

1. Tamizamos la harina.
2. Deshacemos la levadura en la leche templada.
3. En un bol formamos un volcán con la harina y, en el centro le añadimos, los huevos, la leche, el puré de calabaza y el huevo. Amasamos bien durante un par de minutos y dejamos reposar la masa durante 15 minutos para que el gluten se "relaje", repitiendo este proceso hasta que obtengamos una masa elástica y que no se pegue.
4. Formamos una bola con la masa y la ponemos en un bol engrasado. Dejamos reposar una hora o hasta que doble su volumen.
5. Preparamos el relleno de chocolate. Calentamos en un cazo la mantequilla con el chocolate hasta que se deshagan y se integren. Retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
6. Una vez que nuestra masa ha doblado su volumen la pasamos a una tabla enharinada. La desgasificamos con los dedos y la estiramos con un rodillo, en forma rectangular, hasta que quede con un grosor de medio cm.
7. Extendemos nuestro relleno encima de la masa estirada (sin llegar a los bordes).
8. Enrollamos nuestra masa por el lado más largo, formando un rulo y, una vez formado, lo cortamos longitudinalmente.
9. Enrollamos las dos partes, formando una trenza y presionando los extremos para sellarlos. 
10. Ponemos la masa en un molde rectangular y la dejamos reposar, tapada con un paño humedecido, hasta que doble su volumen.
11. Precalentamos el horno a 175º.
12. Cuando la masa haya doblado su volumen, la horneamos durante media hora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario