jueves, 25 de octubre de 2018

Spiced Pumpkin and chocolate bundt cake





Vamos a finalizar el mes de octubre con una nueva receta de bundt cake. Un bundt cake de calabaza, chocolate y un toque de especias que deja un olor impresionante en las casas cuando se hace.



Con este bundt cake terminamos las recetas con calabaza de este otoño y, empezamos una nueva serie de recetas que iremos viendo a partir de la próxima semana.





Spiced pumpkin and chocolate bundt cake






Ingredientes:


- 350 gr de puré de calabaza.
- 3 tazas de harina más dos cucharadas.
- 1 sobre de levadura Royal.
- 3 huevos.
- 1 taza de azúcar blanquilla.
- 1 taza de azúcar moreno.
- 1 taza de aceite de girasol.
- 2 cucharadas de cacao.
- 1 cucharadita canela.
- 1/4 cucharadita nuez moscada.
- 1/4 cucharadita jengibre molido.
- 1 pizca de sal.
- 1 pizca clavo molido.

1. Precalentamos el horno a 175º.
2. Batimos el azúcar con el aceite de girasol.
3. Vamos añadiendo los huevos uno a uno (sin añadir el siguiente hasta que el anterior no se integre).
4. Tamizamos la harina con las especias y la levadura.
5. Añadimos la harina a la mezcla de huevos, aceite y azúcar.
6. Dividimos la masa en dos boles.
7. En uno de los boles añadimos las dos cucharadas de harina que habíamos reservado y mezclamos bien.
8. En el otro bol añadimos el cacao y mezclamos bien.
9. Engrasamos nuestro molde y echamos en primer lugar la masa de cacao y, a continuación la masa sin cacao.
10. Horneamos 35 minutos a 175º (o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio).
11. Sacamos del horno y dejamos enfriar 10 minutos. 
12. Desmoldamos sobre una rejilla.


lunes, 22 de octubre de 2018

Babka de calabaza y chocolate





Esta semana seguimos con las recetas que incorporan ingredientes propios del otoño, con un babka de calabaza. 
Los babkas son dulces típicos de la Pascua en los países del este de Europa. Pueden adoptar dos formas, la de las fiestas critianas de estos países, en los que tradicionalmente  se elaboran en moldes altos,  circulares, con un agujero central y que son como un bizcocho y, la forma judía,con un doble levado, forma trenzada y más parecido a una masa tipo brioche



La versión judía es la que os traemos hoy y se puede rellenar de canela y azúcar, chocolate, mermelada, etc . 








Babka de calabaza y chocolate






Ingredientes:

Para el Babka.

- 325 gr de harina de fuerza.
- 60 gr de leche.
- 15 gr de levadura fresca.
- 130 gr de puré de calabaza.
- 1 huevo.
- 75 gr de azúcar.
- 35 gr de mantequilla.
- 1 pizca de sal. 

Para el relleno:
- 150 gr de chocolate negro.
- 100 gr de mantequilla

1. Tamizamos la harina.
2. Deshacemos la levadura en la leche templada.
3. En un bol formamos un volcán con la harina y, en el centro le añadimos, los huevos, la leche, el puré de calabaza y el huevo. Amasamos bien durante un par de minutos y dejamos reposar la masa durante 15 minutos para que el gluten se "relaje", repitiendo este proceso hasta que obtengamos una masa elástica y que no se pegue.
4. Formamos una bola con la masa y la ponemos en un bol engrasado. Dejamos reposar una hora o hasta que doble su volumen.
5. Preparamos el relleno de chocolate. Calentamos en un cazo la mantequilla con el chocolate hasta que se deshagan y se integren. Retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
6. Una vez que nuestra masa ha doblado su volumen la pasamos a una tabla enharinada. La desgasificamos con los dedos y la estiramos con un rodillo, en forma rectangular, hasta que quede con un grosor de medio cm.
7. Extendemos nuestro relleno encima de la masa estirada (sin llegar a los bordes).
8. Enrollamos nuestra masa por el lado más largo, formando un rulo y, una vez formado, lo cortamos longitudinalmente.
9. Enrollamos las dos partes, formando una trenza y presionando los extremos para sellarlos. 
10. Ponemos la masa en un molde rectangular y la dejamos reposar, tapada con un paño humedecido, hasta que doble su volumen.
11. Precalentamos el horno a 175º.
12. Cuando la masa haya doblado su volumen, la horneamos durante media hora.


martes, 16 de octubre de 2018

Soul cakes





Las galletas de almas (soul cakes) tienen su origen en la Edad Media. Los niños la pedían de puerta en puerta el día de todos los Santos, a cambio ellos ofrecían cantos y plegarias por los difuntos de la casa que se las daba. La soul cakes son el origen de las chucherías y caramelos que se dan hoy en Halloween a los niños que llaman a las puertas. 
Buscando el origen de estas galletas descubrí que en la Edad Media los niños cantaban una canción cuando las pedían de puerta en puerta de la que Sting hizo una versión en su disco,  If on a Winter's Night. La primera versión que se conserva de esta canción es de mediados del siglo XIX y dice:

A soul! a soul! a soul-cake!
Please good Missis, a soul-cake!
An apple, a pear, a plum, or a cherry,
Any good thing to make us all merry.
One for Peter, two for Paul
Three for Him who made us all.

God bless the master of this house, 
The misteress also, 
And all the little children 
That round your table grow. 
Likewise young men and maidens, 
Your cattle and your store ; 
And all that dwells within your gates, 
We wish you ten times more.

Down into the cellar, 
And see what you can find, 
If the barrels are not empty, 
We hope you will prove kind. 
We hope you will prove kind, 
With your apples and strong beer, 
And we'll come no more a-souling 
Till this time next year.

The lanes are very dirty, 
My shoes are very thin, 
I've got a little pocket 
To put a penny in. 
If you haven't got a penny, 
A ha'penny will do ; 
If you haven't get a ha'penny, 
It's God bless you

 





Soul cakes






Ingredientes:


- 175 gr de mantequilla fría en dados.
- 375 gr de harina.
- 175 gr de azúcar.
- 1 huevo.
- 1 puñado de pasas.
- 1/2 cucharadita de canela.
- 1/2 cucharadita de nuez moscada.
- 1/4 cucharadita azafrán en polvo.
- 1 pizca de sal.


1. Tamizamos y mezclamos los ingredientes secos.
2. Añadimos el azúcar y mezclamos.
3. Agregamos la mantequilla y mezclamos bien, hasta que se nos quede una mezcla con textura de arena mojada. 
4. Añadimos el huevo y amasamos bien. Formamos una bola, la tapamos con film y la metemos en el frigorífico 30 minutos.
5. Precalentamos el horno a 180º
6.. Extendemos nuestra masa y, con un cortapastas redondo, vamos cortando galletas. Hacemos una cruz en cada galleta, las pintamos con huevo batido y, en cada extremo de la cruz ponemos una pasa.
7. Horneamos con calor arriba y abajo durante 15 minutos. Sacamos y dejamos enfriar.

lunes, 8 de octubre de 2018

Pan de muerto





Falta poco para el día de Todos los Santos, el día de los difuntos y para la famosa fiesta de Halloween así que, vamos a ir publicando una serie de recetas que se elaboran en diferentes partes del mundo en estas fechas. La receta que traemos hoy es el famoso pan de muertos mejicano, que se ofrece a los familiares difuntos que "regresan" el día de difuntos para visitar a los vivos.
Es un pan dulce, enriquecido con agua de azahar y ralladura de naranja. Está formado por una bola grande central que, por su forma redondeada, representa el ciclo de la vida, cuatro o seis líneas que atraviesan el pan y que significan los huesos y las lágrimas derramadas por los fallecidos y, por último, la bola de arriba que simboliza el cráneo. Recuerda un poco a nuestro Roscón de Reyes y está buenísimo acompañado de chocolate caliente.




Helado de vainilla






Ingredientes:


- 550 gr d harina de fuerza.
- 175 gr de azúcar.
- 125 ml de leche entera.
- 100 gr de mantequilla.
- 2 huevos.
- 25 gr de levadura de panadería.
- 5 gr de sal.
- Ralladura de una naranja.
- 10 ml de agua de azahar.
- 1 huevo batido para pincelar.

1. Hacemos un prefermento, mezclando 50 ml de leche tibia, dos cucharadas de azúcar y la levadura. Dejamos reposar 30 minutos.
2. Mezclamos todos los ingredientes (excepto el prefermento y la mantequilla) y amasamos durante 3 o cuatro minutos. Dejamos la masa reposar durante 15 minutos y volvemos a amasar otros cuatro o cinco minutos.
3. Añadimos la mitad de la mantequilla y amasamos un par de minutos, dejamos reposar durante quince minutos. Añadimos el resto de mantequilla, amasamos una vez más y dejamos reposar otros quince minutos. 
4. Pasados los 15 minutos anteriores, añadimos el prefermento, amasamos bien durante un par de minutos y dejamos reposar otros 15 minutos. Repetimos el proceso de amasado y reposo hasta que consigamos una masa elástica.
6. Formamos una bola con la masa y dejamos reposar dos o tres horas, hasta que doble su volumen.
7. Dividimos la masa en dos, para formar dos panes.
8. Con cada una de las masas formaremos una bola grande, una bolita pequeña y tres cilindros, que aplastaremos con los dedos en tres partes para formar los "huesos" y las "lágrimas" del pan. Formamos el pan. Pincelamos con huevo y espolvoreamos con azúcar y dejamos reposar otra hora el pan ya formado.
9. Precalentamos el horno a 180º y horneamos 30 minutos.

lunes, 1 de octubre de 2018

Helado de vainilla





Esta vez hemos hecho una receta clásica pero, sin duda, la receta del mejor helado que se puede hacer, siempre que se use una vainilla de buena calidad. El helado de vainilla casero es muy fácil de hacer, incluso si no tenemos heladera y nada tiene que ver con los helados comerciales de vainilla dulces y con sabor artificial, para nosotros es el mejor helado que hacemos en casa.





Helado de vainilla






Ingredientes:


- 6 yemas de huevo.
- 175 gr de azúcar.
- 500 ml de leche entera.
- 500 ml de nata.
- Una vaina de vainilla.
- 1 cucharadita de pasta de vainilla.


1. En un cazo ponemos la leche, las yemas, las semillas de vainilla (extraídas de la vaina con un cuchillo) y el azúcar. Ponemos el cazo a fuego medio y removemos sin parar hasta que la mezcla espere (no podemos parar de remover ya que si no, se cuajarán las yemas de huevo). 
2. Cuando la mezcla anterior espese, retiramos el cazo del fuego y añadimos la nata, mezclando bien hasta que todo esté integrado.
3. Dejamos enfriar la mezcla a temperatura ambiente. Cuando esté fría, la metemos en el frigorífico al menos durante doce horas.
4. Pasado este tiempo, si disponemos de heladera, metemos la crema de vainilla y cremamos durante 30 minutos.
Si no disponemos de heladera, lo metemos en el congelador y vamos sacando cada hora y con un tenedor vamos rompiendo los hielos que se hayan ido formando. Repetimos esta operación 3 o 4 veces.