lunes, 5 de octubre de 2015

Flan de huevo


Esta semana traemos un postre que casi todo el mundo sabe preparar: Flanes de huevo. Normalmente, en cualquier casa, hay una receta de este postre tradicional que se considera infalible. Para mí, el secreto de un buen flan de huevo está tanto en el horneado al baño maría como en el caramelo que, en la mayoría de casos, marca el éxito o el fracaso de un postre tan sencillo como éste. El caramelo es una cosa muy sencilla de elaborar, pero si nos pasamos en su cocción, aunque sea por un breve instante de tiempo, se nos quemará rápidamente debido a la alta temperatura que alcanza y, si no nos damos cuenta y lo echamos en nuestros moldes, arruinaremos con su sabor nuestros flanes.

Os dejo con la receta que a más nos gusta en casa. Yo normalmente los hago en moldes individuales, pero se puede hacer en un sólo molde grande, en este caso tened en cuenta que habrá que aumentar el tiempo de horneado.




Flanes de huevo.







- 500 ml de leche.
- 90 gr de azúcar.
- 3 huevos más dos yemas.
- 1 vaina de vainilla.

Para el caramelo: 

- 100 gr de azúcar.
- 1 cucharada de agua. 

En primer lugar elaboramos el caramelo:
Ponemos el azúcar con el agua en un cazo y lo calentamos a fuego fuerte hasta que el azúcar se deshaga y empiece a oscurecerse en su totalidad (que no queden partes de azúcar blancas), en ese mismo momento lo retiramos del fuego, no esperéis ni un segundo más o se quemará. Caramelizamos nuestros moldes individuales teniendo en cuenta que debemos cubrir las paredes (girando nuestros moldes con el caramelo dentro) para que el flan no se nos pegue.

Flanes:

Precalentamos el horno a 160º.
Ponemos la leche en un cazo.Abrimos de vainilla por la mitad, retiramos sus semillas y se las echamos a la leche junto con la vaina de vainilla. Llevamos a ebullición y, cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y dejamos templar.
Batimos los huevos y las yemas junto al azúcar. Retiramos la vaina de vainilla de la leche y, añadimos ésta a la mezcla de huevos y azúcar y mezclamos muy bien.
Llenamos nuestros moldes y tapamos bien con papel de aluminio cada uno de ellos. Los ponemos en una bandeja de horno y, en la misma bandeja, echamos agua hasta que cubra la mitad de los moldes.

Horneamos 40 minutos a 160º.

Nota: Las dos yemas de huevo se pueden sustituir por un huevo, pero el color que cogen los flanes al hornearse será mucho más blanquecino. Se le puede añadir más cantidad de azúcar en vez de los 90 gr de la receta, eso depende del gusto del consumidor.

6 comentarios:

  1. Los flanes tienen una pinta bárbara. Esta receta la hacemos en casa sin falta. Los del trabajo dicen que se apuntan la receta.

    ResponderEliminar
  2. Una receta me que vuelve loca! Me comería uno ahora mismo y es que no hay nada como los postres caseros de toda la vida! bss

    ResponderEliminar
  3. Que pintaza, no sé ni cuanto hace que no como flan, me llevo tu receta, que me has puesto los dientes largos!!!
    Besotessss

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado de 10 y vaya saborcito.
    Un abrazo y feliz semana, Clara.

    ResponderEliminar
  5. Los flanes de hvo son mis favoritos! Es curioso pero siempre que mi madre hacía flanes dejaba un par sin caramelo porque a mi no me gustaba nada! Ahora ya no me importa tanto pero los sigo prefiriendo sin el caramelo. Muy buena pinta los tuyos. Un besito,
    Angi

    ResponderEliminar
  6. Los flanes me encantan y si son de huevo mejor. Se ven geniales.
    Un beso.

    ResponderEliminar