lunes, 19 de octubre de 2015

Buñuelos de viento.


En la mayor parte de España es muy común que, en la festividad de todos los Santos, se tomen los tradicionales buñuelos de viento. Los buñuelos de viento consisten en una especie de masa choux frita en lugar de horneada que, al freírse, doblan su volumen quedando huecos por dentro (de ahí que se denominen "de viento"). Hoy en día se encuentran rellenos casi de cualquier cosa: Crema pastelera, nata, chocolate, mermeladas, etc. Yo siempre los he tomado rellenos de crema pastelera, que es como se hacen tradicionalmente en mi pueblo y además es como más me gustan y, por tanto, la receta que os traigo.






Buñuelos de viento.






Buñuelos: 
- 150 ml de leche.
- 20 ml agua.
- 5 cucharadas de azúcar.
- 1 pizca de sal.
- 4 huevos medianos.
- 50 gr de mantequilla.
- 175 gr de harina tamizada.
- Azúcar blanquilla para rebozar los buñuelos.
- Aceite de oliva.

Ponemos en un cazo la leche, el agua, el azúcar la sal y la mantequilla y llevamos a ebullición. Cuando rompa a hervir lo retiramos del fuego y añadimos la harina tamizada de golpe. Mezclamos bien con una espátula o cuchara de madera hasta que no queden grumos de harina. Vamos añadiendo los huevos uno a uno (no añadimos el siguiente hasta que no esté integrado el anterior) y mezclamos bien.
Calentamos bastante cantidad de aceite y, con la ayuda de dos cucharitas hacemos bolas con la masa de los buñuelos y vamos friéndolos. Lo normal es que ellos mismos se den la vuelta, pero si no lo hacen, tendremos que darle la vuelta nosotros para que se hagan por los dos lados. Conforme los vayamos sacando del aceite los rebozamos en azúcar.

Crema pastelera: 
- 500 ml de leche.
- 4 yemas de huevo.
- 1 vaina de vainilla o una cucharadita de vainilla en pasta.
- 125 gr de azúcar.
- 50 gr de maizena.

Con un cuchillo de punta afilada extraemos las semillas de la vainilla. En un cazo ponemos la leche, la vaina y las semillas de vainilla, llevamos a ebullición y, cuando comiezce a hervir, retiramos del fuego y reservamos.
En un bol, mezclamos las yemas, la maizena y el azúcar con ayuda de unas varillas. Una vez que esté todo integrado, ponemos la mezcla en un cazo, lo calentamos a fuego lento y le vamos añadiendo  la leche, a la que previamente habremos retirado la vaina de vainilla, en forma de hilo y sin parar de remover con las varillas, hasta que la mezcla espese.
Una vez que haya espesado la retiramos del fuego y tapamos la crema pastelera con papel film de forma que cubra toda la superficie de la crema (debe estar en contacto con la crema para que no se le forme costra).

Una vez fría la crema, rellenamos nuestros buñuelos con ella.

Nota: Se pueden espolvorear con azúcar glas en lugar de azúcar blanquilla aunque tradicionalmente siempre se ha hecho con azúcar blanquilla. 

6 comentarios:

  1. Los como mucho, me encantan, pero aún no los he hecho yo y tengo que ponerle remedio, porque en casa gusta a todos y a mi media naranja le vuelven loco, si se los hago seguro que me hace su heredera, jajaaa, me llevo la receta porque se ven espectaculares!!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
  2. Tienen que ser un manjar querida amiga, solo ver la foto ya se sabe como tienen que estar, rellenos de crema me vuelven loca. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  3. Se hace la boca agua y las fotos preciosas. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Como su nombre indica, son de viento, por lo tanto vuelan de la mesa,je,je.

    ResponderEliminar
  5. Se ven muy ricos los buñuelos de tu pueblo, tomo nota de la receta porque aunque me parecen un poco engorrosos de hacer son una delicia. Besos.

    ResponderEliminar