lunes, 7 de septiembre de 2015

Chocolate con churros


Este año nos hemos propuesto hacer un recorrido por diferentes dulces típicos de España. Tenemos un país con una riqueza gastronómica impresionante y, aunque nuestra repostería no es tan espectacular visualmente como puede ser, por ejemplo, la repostería francesa es indudable que nuestros dulces típicos, la mayoría de ellos recetas que han pasado de generación en generación, con pocos pero muy buenos ingredientes, son unos de nuestros mayores tesoros.

Hoy, vamos con el desayuno por excelencia en nuestro país: Chocolate con churros.


Del chocolate a la taza no os voy a decir nada ya que para hacer el que veis en la foto simplemente he seguido las indicaciones que vienen en el Chocolate a la taza Valor que, para mí, es el mejor chocolate que existe para hacer un buen chocolate espeso donde mojar los churros.





Churros caseros




- 1 taza de desayuno de harina.
- 1 taza de desayuno de agua hirviendo.
- 1 cucharadita de levadura Royal.
- 1/2 cucharadita de sal.
- Aceite de oliva virgen extra para freir.

Ponemos en un bol todos los ingrediente (el agua tendrá que estar hirviendo) y mezclamos bien, hasta que nos quede una masa uniforme. Pasamos la masa a una churrera o a una manga pastelera con boquilla rizada y vamos haciendo los churros y poniéndolos sobre un papel de hornear. Una vez que los tengamos todos hechos los vamos friendo por tandas en abundante aceite caliente (con cuidado de que no esté excesivamente caliente para que no se nos queden crudos por dentro)

Nota: Los churros se pueden espolvorear con azúcar blanquilla. Es muy importante darles forma con una boquilla rizada para que se formen estrías ya que, si los hacemos lisos saltarán de la sartén, con el consiguiente riesgo de provocar quemaduras.

8 comentarios:

  1. En estas vacaciones tuve la oportunidad de disfrutar en Huelva unos churros con
    chocolate que estaban de muerte!! ahora veo tu entrada y bueno este fin de semana
    churros para el desayuno, tienen una pinta!! gracias por la receta,
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ummm!!! Me encantan!! A mis peques también y ahora que estamos lejos, los echamos de menos. Me la quedo para hacérselos!!! Besotes, guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Helena me encanta esta receta de churros , no los he hecho nunca pero estoy segura que cualquier finde de invierno me pongo a ello porque es una receta que siempre triunfa . Un besazo preciosa .

    ResponderEliminar
  4. Mi querida amiga, drspues de todo un verano desaparecida, por fin vuelvo por aqui, que eso si que me gusta, este verano he tenido mucho trabajo y me ha sido imposible ponerme delante del oedenador, aunque es lo que me have Feliz, oero bueno ya estoy disfrutando con este desayuno que es el que mas me gusta del mundo, y que a ti te ha quedado de cine, te doy toda la razon que los dulces que tenemos tradicionales son los mejores que se pueden hacer, y que ya estoy deseando de ver todo lo que nos vas a poner. Mil besicos tesoro y seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  5. Siempre he querido aprender a hacer churros. Ahora ya no tengo excusa. Tu propuesta me enloqueceeeee :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Helena, me encanta la iniciativa y es que como tú bien dices nuestro postres son un legado muy rico. Yo prefiero nuestra repostería a la americana por ejemplo, es mucho más comestible.
    Me encantan los churros y creo que una tarde de domingo de estas me voy a animar a prepararlos con tu receta.
    Un besito. Feliz semana,
    Angi

    ResponderEliminar
  7. Helena, qué ricos! Me ha recordado los churros que hacía mi madre cuando eramos pequeñas. Me encanta!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Uhm la de tiempo hace que no me como yo unos buenos churros. Tomo buena nota porque los tuyos se comen con la vista :-). Gracias y saludos!

    ResponderEliminar