lunes, 31 de agosto de 2015

Cheesecake de chocolate y cerezas al kirsch


Aunque hoy es día 31 de agosto y, normalmente, no retomo el blog hasta el septiembre, la costumbre de publicar los lunes hace que este año sea una excepción y publique un día antes de lo habitual, 
La última entrada, huesitos caseros,  la publiqué a mediados de junio con una ola de calor impresionante por lo que no hacía falta encender el horno. Esta vez, para empezar la temporada, traigo una Cheesecake de chocolate y cerezas al kirsch en la que sí tendremos que utilizar nuestros hornos pero que es muy sencilla de elaborar y el resultado es espectacular ya que queda una textura de mousse muy buena. 



Sé que no es temporada de cerezas aunque, hoy en día, es fácil encontrarlas en cualquier momento del año pero, si no las encontráis, se pueden sustituir por cerezas en almíbar sin ningún problema. 





Cheesecake de cerezas al kirsch



Base de la tarta:
- 100 gr de galletas tipo Digestive..
- 40 gr de cacao en polvo.
- 50 gr de mantequilla derretida..
Tarta:
- 150 de chocolate negro para postres.
- 325 gr de queso crema a temperatura ambiente.
- 100 gr de azúcar.
- 100 gr de yogurt griego a temperatura ambiente.
- 2 huevos M.
- 125 gr de cerezas (pesadas con hueso).
- 30 ml de kirsch.

Precalentamos le  horno a 175º.

Engrasamos un molde de 15 cm.

Preparamos la base de la tarta, triturando las galletas junto al cacao y la mantequilla derretida. Extendemos la mezcla sobre nuestro molde y aplanamos con la ayuda de la base de un vaso. La horneamos durante 10 minutos, sacamos y dejamos enfriar.

Mientras se hornea, derretimos el chocolate y lo dejamos templar a temperatura ambiente. 
Batimos (con las varillas) el queso crema con el azúcar, añadimos el yogurt, los huevos uno a uno, el kirsch y el chocolate derretido, sin parar de batir hasta que todo esté integrado.

Deshuesamos las cerezas y las vamos poniendo sobre nuestra base de galletas. Finalmente volcamos la mezcla del queso y horneamos 35 minutos (los bordes de la tarta empezarán a despegarse y el centro parecerá húmedo), apagamos el horno, abrimos la puerta del horno un poquito y dejamos la tarta dentro hasta que el horno se enfríe. sacamos la tarta, la dejamos enfriar a temperatura ambiente y la metemos en el frigorífico al menos doce horas. 

Nota: Receta con adaptaciones de Qué cosa tan dulce.

4 comentarios:

  1. Hola Helena, me alegra verte de vuelta a ti también. Yo me he estrenado hoy. La verdad que has empezado con mucho nivel y es que esta tarta tiene una pinta espectacular. Adoro las tartas de queso con chocolate.
    Un besito,
    Angi

    ResponderEliminar
  2. Hola Helena: me alegro mucho de tu regreso. La receta es estupenda y espero probarla en breve, o mejor aún, me la guardo para cuando hayan buenas cerezas de temporada. Gracias por estar ahí y mucha suerte e inspiración para esta nueva temporada bloguera. Un saludo.

    ResponderEliminar