lunes, 20 de octubre de 2014

Jack o'lantern minicakes



En España cada vez se celebra más Halloween, éste es un hecho irrefutable. Sólo necesitamos ver la cantidad de carteles anunciando fiestas, la cantidad de tiendas vendiendo productos específicos para ese día, las fruterías vendiendo calabazas, etc. Esta expansión, por supuesto, ha llegado a los colegios y más si, como es el caso de mis hijas, se trata de un colegio que lleva el bilingüismo como bandera desde hace muchísimos años. Al ser un colegio bilingüe se celebran fiestas de tradición española y canaria y, por supuesto, fiestas de origen anglosajón como Halloween o el día de San Patricio… Así que, no me sorprendió mucho, cuando este año mi hija me dijo que quería que su cumpleaños fuese de Halloween y que quería disfrazarse de fantasma, a pesar de que en casa, esta fiesta no la hemos celebrado nunca. Pero ¿y por qué no? Entre preparativo y preparativo recibí un fantástico molde con motivos de Halloween de Silikomart que me dio la idea de hacer estas Jack O´Latern minicakes.


Mucha gente en España no sabe la historia de estas calabazas talladas de antigua tradición irlandesa (y no estadounidense como se cree). La leyenda cuenta que un borracho y pendenciero llamado Jack se encuentra un día con el diablo en una taberna. Al no poder pagar le pide al diablo una moneda, éste, que no lleva monedas, se convierte en una a cambio de que Jack le entregue su alma. Jack agarra la moneda y se la guarda en el bolsillo sin que el diablo pueda escapar, para dejarlo ir Jack le hace prometer que no se llevará su alma en 10 años. Transcurrido ese tiempo, Jack queda con el diablo en el campo, el diablo le pide su alma, pero Jack le dice que si le puede conceder un último deseo: Comerse una manzana. El diablo piensa que no tiene nada que perder y se sube al manzano para coger una manzana. Previamente Jack había tallado una cruz en el mismo y el diablo no puede bajar. Para poder hacerlo Jack le hace prometer que nunca más le volveré a reclamar su alma. Años más tarde, Jack muere y, cuando intenta entrar en el cielo no puede porque durante toda su vida había sido un pendenciero. Se va al infierno y allí, el diablo le dice que no puede entrar que él no puede tomar su alma y que se vaya. Cuando Jack intenta regresar, el camino es tenebroso y no ve nada. El diablo le lanza un carbón ardiendo del infierno y Jack lo mete en una calabaza para que el viento no lo apagase y poder regresar. De ahí el nombre de Jack O´Latern.
 
Así que, como os digo,  este año tendremos una terrorífica fiesta de Halloween en la que una bruja volando presidirá la mesa mientras sus secuaces fantasmas preparan en la cocina sus asquerosas pócimas para divertir a un puñado de niños. Ya os contaré todos los preparativos. Por ahora os dejo con estas Jack o´latern minicakes de calabaza que ya están congeladas para que ese día esté todo a punto. Aunque antes de congelarlas han sido probadas por esos fantasmas y están de muerte, vamos de convertirte en uno de esos espíritus errantes que adornan cualquier fiesta de Halloween.
 
Jack O´Lantern minicakes

 






- 200 gr de harina.
- 1 cucharada de levadura.
- 150 ml de leche entera.
- 3 huevos.
- 150 gr de puré de calabaza (en mi caso calabaza cocida y triturada).
- 180 gr de azúcar.
- 1 cucharada de canela.
- 1/4 cucharadita jengibre.
- 1/4 cucharadita nuez moscada.
- 1 pizca de sal.
 
Precalentamos el horno a 160º.
Se tamizan los ingredientes secos. Batimos los huevos con el azúcar, el puré de calabaza y leche. Una vez integrados, añadimos los ingredientes secos y batimos (no mucho, sólo hasta que esté integrado). Rellenamos nuestros moldes y horneamos 25-30 minutos a 160º.
 
Nota: Yo he usado este molde de silicona de Silikomart que, además de estas calabazas contiene un gato y una momia, pero se puede usar cualquier molde que tengamos o hacer un bizcocho normal. Pero ¿a qué queda precioso así para estas fechas?
 

16 comentarios:

  1. Te han quedado geniales! una magnífica idea para Halloween y encima elaborados con calabaza que tiene un sabor delicioso! estoy segura de que estaban buenísimos! bss

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Halloween, en casa llevamos ya unos años haciendo fiesta el 31 de octubre, disfrazándonos y preparando comida tematizada para la ocasión. Me llevo tu idea, está genial!!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué ricos y bonitos!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Adorei ficaram tão lindos
    Uma excelente ideia
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Qué originales Helena! Me encantan estos minicakes Halloweeneros y eso que yo no soy de celebrar esta fiesta. A ver si saco tiempo de donde sea y por lo menos preparo algo así para el blog.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que yo que iba a decir que nos lo quieren meter a calzador, no mejor dicho ya nos lo han metido. Mi niña está loca con el tema, y parte viene del colegio......así que algo haremos también. Aunque no creo que me salga tan bien como te ha salido a ti.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Que graciosos, tienen que estar buenísimos! un beso!

    ResponderEliminar
  8. Tãao originais neste formato.
    Devem ser deliciosos, perfeitos para o lanche.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  9. Helena, que chulada de bizcochitos..Me chifla!!Por cierto no conocía esa leyenda!! ;)

    ResponderEliminar
  10. Estos bizcochos quedan preciosos, seguro que te los copio porque además tengo el molde. Me encantan.
    Besos

    lagalletarota.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. La historia está genial y estos minicakes están riquísimos...bsts guapa

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que si que cada vez nos estamos aficionando mas a celebrar esta fiesta importada y yo me incluyo en el lote porque como en el colegio la celebran siempre termino haciendole algo a mi hijo y sobrina para llevar a todos sus comañeros y luego mi sobrina lo celebra por la noceh durmiendo en casa con amigas y toca preparar mas cosas para la cena terrorifica con elresto de mamas que por cierto gracias a Internet cada vez me sorprenden mas con las cosas que hacen jajaja.
    Me ha encantado el molde esos bizcochitos son una preciosidad ademas de ricos , seguro que le vas a preparar una fiesta de cumpleaños terrorificamentepreciosa a tu hija y dejarias alucinados a sus invitados con esas manos que tienes e imaginacion seria lo mas de lo mas, muchas felicidades a la cumpleañera fantasma aunque sea con retraso.
    Como siempre me encantan las fotos y presentaciones asi como la receta son de 20 points.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  13. Acabo de caer en tu blog y ¡me encanta! ¡Qué de recetas ricas y qué fotos tan fantásticas!
    No conocía yo la historia de las calabazas de Halloween... Muy interesante :-)
    Me quedo como fan de tu Facebook para estar al tanto de las novedades :-)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Me encanta halloween, en casa lo celebramos desde que yo era adolescente, y de eso hace tiempo ya, hemos decorado la casa desde el primer fin de semana de octubre y este mes todo son postres con calabaza o terroríficos!!! Así que es de entender que estas mini calabazas que nos traen me hayan enamorado!!


    Besos!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. jaja muy buena leyenda, te han quedado unas fotos preciosas y los bizcochitos, en casa no se suele celebrar, aunque algunos años hago una foto para el blog. besos

    ResponderEliminar