lunes, 1 de septiembre de 2014

Polos de leche merengada

 
¿Qué tal el verano? Imagino que casi todos de vuelta. En mi caso, como cada uno de septiembre, se terminan las vacaciones y se reabre el blog, empieza el curso y con él las niñas sus clases y la vuelta a la rutina... A veces me pregunto si es necesario que, siendo tan pequeñas vayan al colegio, se levanten casi antes de que cante el gallo y, encima, estén tantísimas horas en él. Hablo por supuesto, de los niños más pequeños, de aquellos que empiezan el cole, que tienen dos o tres años, auténticos bebés que dónde mejor están es en su camita calentita y recibiendo los abrazos de sus padres ¿O no? 
En los países del norte de Europa , como Finlandia con el que dicen, es el mejor sistema educativo del mundo, los niños empiezan el cole a los 5-6 años... y no por eso son tarados o tontos, sino todo lo contrario... también es cierto que las leyes para la conciliación laboral y familiar son mucho mejores que aquí... Pero en fin que: ¿Por qué tienen que empezar el cole siendo tan pequeños?

Pues para no olvidar este verano y ya que aquí el buen tiempo llega hasta finales de octubre y para quitarme la pena de tener que mandar a mis dos chiquitinas al cole después de un verano fantástico vamos con una receta refrescante y que gusta a todo el mundo grandes y pequeños). Unos polos de leche merengada.

Polos de leche merengada
 
 

 

- 400 ml de leche.
- 100 ml de nata para montar.
- La parte amarilla de la piel de un limón.
- Un palo de canela.
- 1 cucharadita de pasta de leche merengada (opcional).
- 100 gr de azúcar.
- Canela en polvo para espolvorear.

Se lleca todo a ebullición y se retira en cuanto empiece a hervir. Se deja enfriar y, cuando esté frío, se mete en la nevera al menos 12 horas. Pasado el tiempo rellenamos nuestros moldes y metemos en el congelador. A las dos horas les ponemos los palitos y dejamos congelar 24 horas.
Para servir espolvoreamos la base con canela en polvo (opcional) y pasamos los moldes por agua templada para que sea más fácil desmoldar los polos.

¡¡¡ Buen comienzo de curso a todos!!!

11 comentarios:

  1. Me encanta la leche merengada y en versión polo aún más. Una presentación de lo más bonita, te copio la idea.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Yo no he salido de la rutina en todo el verano, así que no tengo que volver, jeje. Pero con unos helados caseros con ese sabor tan original, yo creo que no me daría ninguna pereza retomar la actividad habitual ;). Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buena pinta que tienen! Te han quedado de lujo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Com sabor a canela e limão tem que estar uma delicia
    E ficaram lindos , perfeitos para um dia quente como e hoje
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  5. No puede tener mejor pinta! Las fotos son deliciosas

    ResponderEliminar
  6. Ya estoy aquí Helena!! Y vengo a visitarte Y me encuentro con estos deliciosos polos y que divertido el palo!! :) Donde compras la pasta de leche merengada?
    Espero que te lo hayas pasado genial el Verano con tus niñas!!Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anni!!!! ¿Qué tal? mira, la pasta de leche merengada es de Home Chef. aquí la compro en una tienda especializada en cosas de cocina, pero ya los venden en cualquier tienda de cosas para repostería. Bs

      Eliminar
  7. Ummm!!!! Como te entiendo.. mi pequeñín empieza el cole en un par de días y aunque el periodo de adaptación esta muy bien.. tb pienso que son todavía unos bebes ...Unos bebes grandes pero bebes :)
    Los helados preciosos y seguro que están buenísimos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ai que cosa mas mona, con su palito de canela! Me en-can-tan!! Tienen que estar de vicio, apuntados quedan. Un besito

    Les receptes que m'agraden

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Helena! Sí. Toca la vuelta a la rutina después de las vacaciones, pero hay que volver, y te digo una cosa: menos mal que podemos volver a la rutina. Somos afortunados, ¿no crees?

    También somos afortunados por tener la posibilidad de que nuestros hijos reciban educación a una edad tan temprana, pero tampoco es obligatorio. Quienes pueden, o deben, llevar a sus niños a la guardería es porque afortunadamente pueden disfrutar de un trabajo, algo que ya sabes es como una lotería hoy en día.

    Cuando yo era niña no teníamos que escolarizarnos tan pequeñines. Si no recuerdo mal la escolarización comenzaba a los cinco años, ¿o era a los seis? Hace tantos ... ja ja ja. Y mira, aquí estamos. Ninguno ha salido torpe por este motivo.

    Sobre tu leche merengada ... ¡qué recuerdos de verano! Me transporta a los veranos de mi infancia. Solía ir a una piscina en la que trabajaba un familiar, y allí tenían la típica máquina del granizado que da vueltas y vueltas. Y mi tío, siempre que iba, me invitaba a un granizado de leche merengada. ¡Woooow! Qué rico. Yo creo que la canela me gusta tanto por esos recuerdos.

    Besos y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  10. Hola, recién he descubierto tu blog, y me encuentro con esta receta tan rica de paletas!!! Te seguiré desde hoy y seguiré visitando más delicias!! Además la presentación de ellas es hermosa!! Si gustas pasarte por mi blog, bienvenida http://memoriasdemicocina1.blogspot.mx/

    ResponderEliminar