viernes, 7 de febrero de 2014

¿Viajamos a nuestra infancia? Phoskitos caseros para "Qué rico, mamá"


Hoy os propongo un viaje a los sabores más dulces de nuestra infancia,  a los sabores que nos gustaban: la bollería,  las chucherías... En mi viaje particular, mi memoria me trae un sabor inconfundible de mi infancia: las palmeras de chocolate de una pastelería antigua que había cerca de mi casa, pero no, ese no vale porque no es bollería industrial. Y, esta vez el reto de "Qué rico, mami", a propuesta de Tamara, de Flor de Azahar, era hacer bollería casera tipo industrial.
Otra recuerdo que me trae mi viaje a través del tiempo es que, en mi infancia, yo tenía un problema con la bollería industrial. Y este problema  era  mi madre. Sí, sí, mi madre, que no me dejaba tomar bollería industrial ni loca y no la compraba ni aunque la intentásemos engañar, (ahora mis hijas han heredado este problema... cómo se repiten los patrones ¿verdad?). Por más que yo desease que me comprasen una "guarrada" de aquellas que tomaban algunos compañeros de clase, por más que mirase los stands de aquellos bollitos en algunas tiendas,no había forma de convencerla. Lo más parecido a la bollería industrial que le sacaba era el pan con chocolate o algún dulce de pastelería de vez en cuando.
Pero claro, de pequeños todos hemos encontrado nuestras artimañas para conseguir zamparnos alguna guarrada de estas. Esa artimaña, la mayoría de veces, era la paga semanal (o engañar a alguien para que te la comprase). Como es normal, yo empleaba mi paga en chuches y, cuando me daban algo más, en comprarme algún bollito industrial de aquellos. La verdad es que, en aquella época no había la variedad de bollería industrial que hay ahora... y pensando, pensando sólo recuerdo los Phoskitos, la pantera rosa, los bollicaos (que creo que salieron más tarde), los donuts y no recuerdo mucho más. La pantera rosa no me gustaba, los bollicaos sí, pero para mi gusto les faltaba chocolate, y lo que más recuerdo y más me gustaba eran los Phoskytos. Hace años que no los pruebo, pero puedo recordar perfectamente su sabor, me encantaba. Así que, cuando Tamara nos hizo la propuesta no lo dudé un minuto: haría Phoskitos...

Phoskitos caseros






Para la plancha de bizcocho genovés:
- 4 huevos.
- 100 gr de azúcar.
- 125 gr de harina.
- 1 pizca de sal.

Para el relleno:
- 200 ml de nata para montar.
- 75 gr de azúcar glass.
- 1 cucharada de queso Philadelphia.

Para la cobertura de chocolate:
- 200 gr de chocolate de cobertura.
- 50 gr de mantequilla.
- 1 cucharada de agua.

Precalentamos el horno a 150º.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que espumen y casi tripliquen su volumen. Añadimos la harina, previamente tamizada, al bol y con una espátula y movimientos envolventes vamos mezclando cuidadósamente para evitar que la mezcla baje su volumen. Vertemos la mezcla en una bandeja de hornear cubierta con papel de hornear y la alisamos. Horneamos 15 minutos a 150º. Cuando termine el tiempo, sacamos la plancha de bizcocho y la volcamos sobre un paño de cocina humedecido. Retiramos con cuidado el papel de hornear y enrollamos la masa con el paño. La dejamos hasta que se enfríe totalmente.

Mientras preparamos el relleno que, simplemente, consiste en montar la nata con el azúcar y el queso.
Cuando la masa esté fría, la untamos con el relleno (no excedernos, tiene que quedar una capa fina). Volvemos a enrollar y dejamos en el frigorífico un par de horas (o si queremos ahorrar tiempo en el congelador 30 minutos). Pasado el tiempo cortamos el rulo en lonchas del grosor que queramos (no menos de 1 cm) y las disponemos sobre una rejilla encima de una bandeja para recoger el sobrante del baño de chocolate.

A continuación preparamos el baño de chocolate deshaciendo todos los ingredientes en un cazo. Y lo echamos por encima de las ruedas. Dejamos endurecer el chocolate y ¡¡¡a comer!!!

Nota: Estos Phoskitos están buenísimos, son muchísimo más sanos que los industriales... pero el sabor, no es el mismo. Seguiré investigando hasta dar con ese sabor de mi infancia.

34 comentarios:

  1. Ñam Ñam!! creo que hoy engordaré unos cuantos kilos sólo con visitar los blogs!! ese chocolate...me encantan!! y a mis peques les encantan los phoskitos (yo no los puedo ver..jejej) tomo nota!! :)
    un besito
    Flor

    ResponderEliminar
  2. Nena de arte!!! Me encanta. Sabes que hacía yo??? Como ya era mafiosa de pequeña, hacía intercambios de desayunos, y la bollería industrial se vendía a precio de oro. Cambiaba un bollicao a dos niños por dos bocatas y un paquete de patatas y los deberes de inglés (se me daban fatal) y fíjate yo ahora haciendo bollería casera en Londres :P muchos besitos.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, que recuerdos!! A mi también me pasaba algo parecido, aunque según fui creciendo entendí perfectamente las razones de mi madre. Cuando seas padre comerás huevos!!
    Desde luego no puede haber nada mejor que comer phoskitos caseros, seguro que quedan riquísimos. Me apunto la receta para hacerlos cuanto antes.

    ResponderEliminar
  4. Hola corazon, madre mia! Pedazo phoskitos!!! Yo los quiero hacer pero me dan un poquitin de yuyu, me parecen super complicados! Pero te han quedado con una pintaza... y si.. todos hemos caido en esas guarradas jajaja Es queee.. estan ricoooos! jajajaja Pero yo con tu permiso me llevo uno de los tuyos! Un besote nena

    ResponderEliminar
  5. Helena, aunque el sabor no sea el mismo, seguro que los tuyos están mil veces más ricos.
    Además de que tu cuerpo lo agradece sin porquerías saturadas y demás...
    Se ven deliciosos.
    Me has recordado a mí, tampoco me daban mucho bollo, eso sí, algún donut de vez en cuando ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado de escándalo. Y me he partido pensando en que tanto en tu caso como en el mío las madres han sido las responsables de que no sufriéramos obesidad infantil! Esas madrazas nuestras! Nos hacían un favor y nosotras babeando frente a los escaparates!
    Yo intenté hacerlos una vez y me quedaron muy feítos. Los tuyos están preciosos.
    Mua

    ResponderEliminar
  7. Buah!!! Qué buenos!!! A mí también me encantaban los Phoskitos, con esa cremita blanca....mmmm! Tengo que probar estos!!!
    Yo tengo sobre todo prohibidos los gusanitos a los míos. Los tendrías que ver cómo se tiran detrás de los que les tiran los niños a las palomas, jajaja.

    Mil besos♥

    ResponderEliminar
  8. Hemos coincidido en la propuesta! Bueno nos han quedado estupendos. Fijate que a mi no me gustan mucho los phoskitos industriales sin embargo los que hice en casa me parecieron estupendos y lo mejor de todo es que a mis hijas tambien. Te han quedado estupendos

    ResponderEliminar
  9. Madre mía que recuerdos Helena..Y estos tuyos que pinta más rica tienen..Veo que has coincidido con Esther en hacer los phoskitos pero de me inclino por estos tuyos que me gusta más el chocolate negro..ñan,ñan,ñan..Besos

    ResponderEliminar
  10. Ummmmmmmmmmm que ricooooooooos estos seguro que ganan por doble goleada a los industriales mi madre tampoco nos dejaba comer bolleria industrial era ella quien nos hacia el dulcerio claro que nunca hizo phosquitos por que si los llegara hacer seguro tenia la casa petada de nuestros amigos .
    Hace tiempo que los tengo en pendientes igualq ue los pastelitos pantera rosa pero como no fueron nunca muy santos de mi debocion no me doy puesto a ello .
    Te han quedado de relujooooooooo igual que la quiche Nicosie que preciosidaaaaaaaad no me canso de ver las fotos me encantan que arte tienes wapa.
    Bicos mil y feliz finde.

    ResponderEliminar
  11. Que chulada Helana!!! y que pintaza
    Llevo una ruta de propuestas ideales, no paroo!! y con la hora que es, me está entrando un hambre que no veass!!!
    Un besazo guapa!!

    ResponderEliminar
  12. Buenísimos, que pintaza y que fotos tan bonitas, bsss

    ResponderEliminar
  13. Que pinta hija mia !!! Y eso que yo no era mucho de phosquitos sería por esa crema que no sabía a nada bueno !! Pero estos con crema de philadelphia vamos que la proxima merienda me los zampo seguro !!! Me han encantado Helena .
    Besazos

    ResponderEliminar
  14. Quando via á venda compra sempre pois adorava.
    Achei a receita simples e ficaram lindos e super deliciosos
    Bom fim de semana
    bj

    ResponderEliminar
  15. Oh que bonitos ficaram e eu que adoro e já não como há muito tempo, perfeitos e as fotos estão lindas.

    Beijinhos

    ResponderEliminar
  16. Ummm que ricos. Nosotras teníamos un vicio de fosquitos...Delicioso.

    ResponderEliminar
  17. Te han quedado estupendos!! A mí me encantaba la pantera rosa y todos los dulces y mi madre me los compraba, pero yo al mío no le compro nada, jaja! Para eso se lo hago yo mejor y con tu receta, mejor que mejor. Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Hemos coincidido Helena, tu los tradicionales y yo le he dado un sabor algo distinto pero las dos opciones son tremendamente ricas.

    Me encanta como te han quedado se ven deliciosos me comería más de uno ;) aunque luego no comiera porque dan ganas de meter un boca a la pantalla jiji.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  19. Me encantaban los phoskitos de pequeña y me siguen encantando. La propuesta es estupenda, tengo ganas de participar para la próxima.
    Seguro que estaban riquísimos, tienen una pinta deliciosa ^^
    Un besote y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  20. Que me gusta a mí un dulce, yo de mi infancia recuerdo los cuernos, hace días que tengo antojo de ellos, se lo digo a mi marido, quiero un cuerno, quiero un cuerno, pero ... que no se vaya por los cerros de Ubeda, que yo quiero cuernos de chocolate, no de otro tipo , jajajaja.

    Tus phoskitos se ven deliciosos !!! Seguro que hicieron las delicias de mayores y pequeños

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Ay, ay, ay. Con lo que me gustaban a mí los phoskitos de pequeña, y mi madre no me los dejaba comer, porque "a saber Dios qué llevan" Pues ale, ahora ya sé cómo se hacen y me los puedo comer sin remordimiento de conciencia, jajaja.
    Voy a vovler a mis 5 añosssss, jajajaja.
    Un saludín!

    ResponderEliminar
  22. vaya pinta que tienen, seguro que están más bueno que los industriales, una delicia de receta y las fotos preciosas. un besote

    ResponderEliminar
  23. me encantan los phoskitos, que delicia, y es que encima si es casero vale más, me quedo con este mil veces!! Un beso

    ResponderEliminar
  24. que ricos!! que tiempos aquellos ,a mis hijos les encantaban, pero seguro que los tuyos caseros estan mas buenos
    bss

    ResponderEliminar
  25. ¡Anda que no habremos tomado de estos mis hermanos y yo!, pero claro, seguro que los tuyos caseros están el doble de buenos.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta tu receta, y aún más mirando esas tacitas que me recuerdan a unas que había en casa hace muchos años, que nostalgia!!

    ResponderEliminar
  27. Helena, ya sé donde se iba el chocolate que le faltaba a tus bollycaos, a los mios, jijij. Todavia recuerdo que siempre me manchaba con él
    Te han quedado unos phoskitos maravillosos.
    Muxus

    ResponderEliminar
  28. te quedaron divinos, que chulos, me gustan siempre tus fotos :)

    ResponderEliminar
  29. Juro que en mi vida, se me antoja algo tanto como cuando vengo a verte, y eche tanto en falta no poder hacerlo durante todo este tiempo por tanta carga de trabajo y tantas cosas a cuesta, pero mira, ahora respiro, me tomo un tiempo y disfruto de todas las ricuras que me perdi, pero sobre todo de tu calidez y ternura bonita!!

    Muaks!!!

    ResponderEliminar
  30. Aquí en Chile no se veía algo como lo que has echo. De todos modos me parecen deliciosos!

    ResponderEliminar
  31. Phoskitos!!! yo también era fan de estos pastelitos, bueno y alguno más, aunque a mi madre le pasaba igual que a la tuya y no nos dejaba comerlos, pero yo también me las ingeniaba, jajaja, que buen recuerdo me ha traído el post, guapa.
    Ahora creo que los venden en caja grande, tamaño familiar pero bueno quizás también soy un poco como mi madre e intento que no coman ese tipo de bollería. Así que tú receta es fantástica para ponerme un día con Sergi a hacerla, seguro nos divertiremos mucho, gracias linda.
    Un besito

    ResponderEliminar
  32. Qué cosa más rica, te han quedado estupendos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  33. madre mía que has abierta mi caja de pandora, me encantan con la pantera rosa...

    Besitos


    Youtube: Monica-Saboreando las estrellas

    Blog: Saboreando las estrellas

    ResponderEliminar
  34. Pues sí, Helena, nuestras madres debieron de criarse en la misma escuela y yo ahora repito el patrón... De todas formas, yo, que era más de "Pantera Rosa" que de Phoskitos, me quedo mil veces con tus Phoskitos caseros POR SUPUESTO!!!!

    Un besito,
    Marta ("Sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar