viernes, 17 de enero de 2014

Macarons de leche merengada


 
 
Hoy os voy a contar una de las tonterías más grandes que he hecho en mi vida.
Como todos sabéis, siempre he sido muy cocinitas. Muchos años antes de tener el blog ya andaba yo haciendo trastadas con mi horno, probando diferentes recetas y las diferentes modas que llegaban a las cocinas españolas, tanto en dulce como en salado.
Cuando me dieron la baja de maternidad de mi hija mayor en el año 2009, empecé a ver blogs y más blogs de repostería y, para mi sorpresa, utilizaban una pasta de azúcar que yo sólo había visto hasta entonces en blogs americanos y claro, conforme soy yo, tenía que probarla. Por entonces aquí no se encontraba y la única forma de conseguirla era haciendo una compra online y así lo hice... y claro, no me gustó nada de nada, porque es azúcar puro y yo soy poco golosa, me gustan los dulces tradicionales y estas tartas de fondant, aunque son verdaderas obras de arte son demasiado dulces. Qué rabia me dio ¡¡¡con lo que cuesta el transporte a Canarias!!!.
Al poco tiempo, los blogs se llenaron de unas magdalenas con cosas por arriba, se llamaban cupcakes y llevaban kilos de mantequilla y kilos de colorantes. Y la "menda lerenda" otra vez a hacerlos y a probar... y otra vez que no, que demasiado sabor a mantequilla, demasiada grasa y demasiado colorante artificial. He probado algunos cupcakes que sí me han gustado, pero siguen sin ser lo mío... dónde esté una buena magdalena con copete de las de toda la vida que se quiten los cupcakes, por mucho que se los tomen en Sexo en Nueva York y quede un poco pueblerino reconocer que no me gustan.
Antes de todo esto, en el año 2008, había ido de viaje a París y allí había visto miles de pastelillos de todos los colores imaginables. Eran muy bonitos, pero yo, con mi mente anticolorante, pensaba "yo eso verde, no me lo como... "joer" que asco, cómo se pueden comer eso dorado y violeta"... y no probé ni uno (vaya tela, en París de la France y sin probar ni un sólo macaron... comí fenomenal pero ni un sólo colorcillo de esos entró en mi boca). Año 2010, en España se produce el boom de los macarons y pienso, tendré que probar y, un año más tarde, me puse manos a la obra, haciendo unos macarons de fresa y ganache de chocolate negro... y ahí sí que sí, ahí ví que esta moda estaba hecha para mí... ¡¡¡qué buenos están!!! Son crujientes y suaves a la vez, admiten millones de sabores, de combinaciones, sus colores pueden ser naturales y ¡¡¡qué bonitos son!!! Por fin, una moda gastronómica entraba a lo grande en mi casa. Sólo tenéis que echar un vistazo al blog para ver todos los que he hecho y los que os quedan porque yo no soy muy de modas y, cuando algo entra en mi casa, lo hace para quedarse.
Cómo podéis comprender todavía pienso en lo tontísima que fui, que estuve en Ladurée (tengo fotos) y ¡¡¡no probé sus famosos macarons!!! "pa matarme", lo sé.


 
Después de contaros la tontería tan grande que tengo a veces, producto de una infancia remilgosa total respecto a la comida, os dejo con unos macarons de leche merengada que están tan buenos que, a pesar de estar a régimen para ver si bajo un poco de peso y gastarme una pasta en bodytec para ver si me quito la barriga de Sancho Panza que se me ha quedado después de mis tres embarazos, han hecho que me coma siete seguidos (tengo un remordimiento que ni os cuento...). Espero que los probéis y me contéis porque, de verdad, merecen la pena. 
 

Macarons de leche merengada


 
 
 
 
 
Para las conchas o galletas:
 
- 150 gr almendra en polvo
- 150 gr azúcar glas
- 55 gr clara de huevo (para la mezcla de almendra)
- 150 gr azúcar
- 50 gr agua
- 55 gr clara de huevo (para el merengue)
- 2 gotas de esencia de canela.
- 1/2 cucharadita de cremor tártaro.
 
Tamizamos la almendra junto al azúcar glas y le añadimos la clara de huevo. Ponemos a hervir el agua con el azúcar, en cuanto rompa a hervir bajamos el fuego y contamos 3 minutos exactos. Mientras, montamos las con la 1/2 cucharadita de cremor tártaro. Cuando las claras estén montadas, añadimos las gotas de esencia de canela y, sin parar de batir, vamos añadiendo en forma de hilo continuo el almíbar. Finalmente, añadimos la mezcla de almendras y con una espátula lo mezclamos con movimientos envolventes para que no se baje el merengue. Ponemos la mezcla en una manga pastelera y vamos haciendo montoncitos en un papel de hornear o en el tapete para macarons. Dejamos secar las galletas hasta que al tocarlas con el dedo no se peguen (normalmente yo los dejo una hora, pero es que aquí hay mucha humedad y hay veces que las he tenido que dejar más tiempo). Precalentamos el horno a 140º y, una vez secas, las horneamos 15 minutos a 140º (o 12 minutos a 150º).
 
Para la crema de leche merengada:
- 200 ml de nata para montar.
- 200 mg de queso crema.
- 2 cucharadas de pasta de leche merengada (Home Chef).
- 125 gr de azúcar glas tamizado.
Batimos el queso crema con el azúcar glas y las dos cucharadas de pasta de leche merengada y vamos añadiendo la nata poco a poco hasta conseguir una consistencia cremosa. 
 
Para finalizar espolvoreamos un poco de canela por encima.

27 comentarios:

  1. Tienen que estar más que buenos!. Tomo buena nota, gracias y buen finde! Besos

    ResponderEliminar
  2. Te quedaron de lujo, yo tampoco soy de mucho colorines jajaja, gracias guapa.Besosss

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, me ha encantado tu introducción… A mí me pasa como a tí: no soy muy golosa así que no me gustan ni el fondant ni los cupcakes "tradicionales". Sólo los que hago yo porque saben a magdalena y el frosting no es demasiado pesado…
    Para los macarons, no te va a quedar más remedio que volver a París!!!!!! Los de Ladurée son espectaculares, hazme caso! ;)
    Un beso y feliz finde!

    ResponderEliminar
  4. É daquelas coisas que nunca me atrevi a fazer,mas adorava provar.
    Esse ficaram lindos ...lindos
    Não sei se já disse mas goste do novo visual do blog
    Bom fim de semana
    bj

    ResponderEliminar
  5. genial!!! me parece un meritazo estar en Ladurée y no probarlos, jajajaja, me han encantado, yo tambien me comería siete, jejej,bsss Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Marga, cada vez que lo pienso me entran ganas de pegarme cabezazos contra la pared, JAJAJAJAJA. BS

      Eliminar
    2. Helena me ha encantado!!! yo estoy deseando atreverme, pero todavía no lo he hecho por falta de tiempo!!
      Me compré todo el kit, la boquilla, el tapete, la harina de almendra...y ahí lo tengo. Vaya mes llevo de falta de tiempo!!!
      Un beso grande guapa!! me ha encantado!!!♥

      Eliminar
    3. Que cosa más rica, te han quedado divinos, yo también me comería unos cuantos.
      Besos

      Eliminar
  6. Te han quedado estupendos!!! Mira que no probar los famosos macarons, yo aunque no me gustan las cosas tan dulces, me gusta probarlo todo.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    Navegando navegando he llegado a este blog. Madre quemaravilla! te doy la enhorabuena, esprecioso y con unas recetas divinas, ya me te estoy siguiendo por correo para no perderme nada.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Helena, te entiendo perfectamente. Los colorantes, frostings, fondant...tampoco me gustan nada de nada. Me da auténtico repelús de sólo pensar en comerme un cupcake verde manzana, por ejemplo
    Pero lo mío aún es peor, los macaron no los he hecho nunca porque me parece que va a ser muy difícil. Hemos comprado alguna vez y nos gustan ( de chocolate, colores vivos no de momento ;)
    Leyendo tu post me he sentido totalmente identificada, y viendo tus estupendos macarons, me acabo de decidir a hacerlos ;) ya te contaré
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Me siento totalmente identificada contigo. En todo lo que has dicho, en serio. Los macarons los probe este verano aunque fue en Bruselas , y nos encantaron a toda la familia. Aun no los he hecho, me dan mucho respeto. De momento hago whoopies que aunque no se parecen en nada son redondos y con relleno. Los cupcakes no me gustan sus florituras , me empalagan mogollon. Y las tartas de fondant muy bonitas, algunas increibles y con un trabajo de arquitectura, seria incapaz de hacerlas.pero es que me parecen incomestibles y yo lo que cocino me gusta comermelo. Uiii que rollo me he marcado madre. Bueno me encantaria comerme un par de macarons de estos, ademas me encanta la leche merengada. Al final me tendre que poner y probar. Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado geniales Helena! Los macarons son mi asignatura pendiente y quiero sacarme la espinita que tengo clavada por todos los que se han ido a la basura. Y no te preocupes, seguro que vuelves a París algún día y pruebas los de Ladurée!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. pues mira a mi la tortilla de patata y los macarons son las cosas de cocina que mas se me resisten es que no hay formaaa! me van a volver loca, las tortillas se me descuajaringan por todas partes, los macaroons no hacen pie......que rollo!!!!y los tuyos tienen tan buenisima pinta que envidia!

    ResponderEliminar
  12. Creo que estamos en sintonía: nosotras somos más de repostería tradicional y el fondant no nos gusta ni lo hacemos, tampoco los cupcakes... Pero los macarons son otra cosa verdad? Nosotras no hemos hecho todavía, requieren su técnica y no estamos seguras... Pero están deliciosos: éstos de leche merengada tienen una pinta... que también nos hubiésemos comido, no 7 sino muchos más :)
    Ah! los de Ladurée, maravillosos.. Tendrás que probarlos sí o sí cuando vuelvas a París :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Yo solo cuando me piden hago el fondant, porque es muy dulce y como soy dulcera....pero estos macarons tienen que estar de vicio...no hablemos de peso que me atormentas...jajajaja.

    Un abrazo enorme linda, he dicho que me encanta esa fotografía de tu perfil, mi Madre hacía lo mismo conmigo cuando era pequeña...que bonito verla!!

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  14. Mi querida amiga, por lo unico que tienes que tener remordimiento, es por los que no te tomaste enn su dia en Paris jejeje pero por tomarte unos cuantos de los que tu has hecho , eso es lo que me gustaria a mi , poder ir a tu casa y que me invitaras, por que seguro que me tomaria mas de uno, estos de leche merengada seguro que no les envidia ni a los del propio Laduree. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  15. Qué bien te salen!! Yo no he probado a hacerlos nunca pero es que a mí de verdad no me gustan....Si lo sé , tengo que comerlos, están buenísimos....Ya pero los he probado varias veces por si lo había probado en el sitio erróneo (la primera vez fue en Burdeos) y nada, no me convencen. Yo me lo pierdo no?
    Un beso
    Paloma

    ResponderEliminar
  16. Hola preciosa, ahora que acabo de llegar a casa de pasearme por el tráfico londinense, me he sentado a leer tranquilamente la receta de tus Macarons.

    Ni que decirte que yo pienso lo mismo que tú, porque veo que muchas coincidimos. Y con tanta unanimidad aún no entiendo como han conseguido colarse tanto "icing sugar" en la cocina española!.

    Pero en mi caso es "pa matarme" a mi no me gusta ni el fondant, ni los cupcakes y eso no sería grave si no viviera en el mismísimo Londres y estuviera estudiando pastelería con una Chef Americana.

    Pero ay los Macarons!... ay eso si que es mi perdición. Me alegra ver tu receta por que el martes comienzo un curso de macarons y en mi vida los he hecho, con comérmelos ya tenía suficiente trabajo :)

    Un besote enorme

    ResponderEliminar
  17. Te han quedado genial...yo tampoco soy de fondant, frostings, ni nada de eso, bueno a mi lo que realmente me gusta son los postres de cuchara y la repostería más básica, pero para mi los macarons también fue un descubrimiento, pero realmente es por sus invariables rellenos, tantos cómo imaginación tengas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Que preciosos te han salido, yo sigo batallando con ellos. Algunas veces salen perfectos otros ni de casualidad.... pero no cejo en el empeño porque me encantan

    besos cielo

    Youtube: Monica-Saboreando las estrellas

    Blog: Saboreando las estrellas

    ResponderEliminar
  19. Qué cosa más delicada y exquisita. De 10. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  20. A mi me pasa lo mismo que a ti Helena..No me gusta nada las tartas fondant ni los cupcakes los veo demasiados dulces y artificiales..Pero los macarons...hummmm me pierden..La primera vez que los probé fue en Suiza y me enamore pero todavía no me atrevido hacerlos y veo que a tu se te da fenomenal amiga!!Besos

    ResponderEliminar
  21. hacer macarons es mi asignatura pendiente! intentar, lo intente dos veces pero no sirvieron ni para comer, algun dia lo volvere a intentar pero mientras me conformo viendo los tuyos que te han quedado perfectos! bicos

    ResponderEliminar
  22. Aunque sea con retraso no quiero dejar de felicitarte y desearte lo mejor para ti y tus seres queridos en este año que acaba de entrar.
    Ahora decirte que de tonteria nada yo tambien he estado en muchos sitios y no he probado sus postres o comidas por tonteria como ti dices por que el aspecto no me llamaba la atenciion o me pareceia que no estaria bueno y luego resulta que me encanta jajjaa.
    Como suele decirse nunca es tarde si la dicha es buena y a la muestra esta todos los que has echo y lo bien que te quedan eres toda una maestra macaronera si puede decirse asi jajaja ,es una de mis asignaturas pendientes llevo años queriendo hacerlos , tengo el tapete asi como un libro pero no doy arrancado es un postre que me da mucho respeto.
    La tarta de manzana espectacular tambien ademas de estar de muerte relentaaaaaaa.
    Bicos mil y feliz fin de semana wapa.

    ResponderEliminar
  23. Guuuauuuuu te han quedado fantásticos! perfectos :)) Te puedes creer que a mi me pasa igual!!! no puedo con los cupcakes, con las tartas fondant ni con todo lo que sea megaultraempalagoso, pero me encanta hacerlos.... esque quedan tan monos... eso si, para mi gusto... incomibles!!!. Le hice la tarta de cumple a mi peque y te digo yo que si llego a ser de pupas al día siguiente me levanto con una llaga enorme en la boca ufffff menuda dentera me daba cuando lo estaba haciendo ja ja ja ja. Y claro... tuve que comer un poco pq' que mal quedaba que la que lo ha hecho ni lo cate JA JA JA JA!!!!!!.
    Y ya te vale... ir a Francia y no probar los macarons je je je je. Pues estoy en ello, a ver si lo consigo pq de momento un fiasco patatero... pero estos si si si que estan buenisimos!!!! esque los franceses tienen mucha clase, ellos si saben lo que es finura je je je.
    Besitos, Sandra.

    ResponderEliminar