sábado, 28 de septiembre de 2013

Cocina italiana: Panzanella


Esta vez escribo la entrada desde mi tierra, en la Península, en un momento en el que el otoño está entrando a lo grande, con lluvias y viento... pero, a pesar de este mal tiempo, yo estoy encantada de estar aquí en esta época porque en Tenerife no existe el otoño. En Canarias, al contrario de lo que piensan muchos, sí que cambia el tiempo, alrededor del mes de noviembre, empieza a hacer fresquito y paulatinamente empieza a entrar el invierno, eso sí, un invierno mucho más suave que en la Península. Pero lo que indudablemente no existe en Canarias es el otoño, no vemos caer la hojas, ni el cambio de color de los árboles a sus tonalidades ocres y rojas... ni el olor a lluvia y tierra mojada, ni ese olor a hoguera de pueblo que tanto echo de menos y es que, sin duda, el otoño es la estación que más me gusta.  En fin, que estoy feliz de pasar estos días aquí.
 
A pesar del "mal tiempo" que me acompaña estos días, hoy os traigo una ensalada de lo más veraniega, aunque yo la hago todo el año. Es típica de la Toscana italiana, muy común en Florencia,  en la que el sabor del pepino y la albahaca nos hacen recordar los largos y cálidos días de verano.


PANZANELLA:

- 3 o 4 tomates maduros.
- 2 pepinos.
- 1  cebolla.
- Albahaca.
- Pan.
- Ajo.
- Aceite.
- Vinagre.
- Sal.

Se corta el pan en rebanadas, se unta con el diente de ajo, se ponen en la bandeja de horno y se les echa un chorrito de aceite por encima. Se calientan al horno durante 10 minutos a 150º. Cuando finalice el tiempo, las sacamos del horno, las dejamos enfriar y las cortamos en trozos con las manos.

Cortamos los tomates, los pepinos y la cebolla. Picamos la albahaca. Mezclamos todo bien. Aliñamos con el aceite, el vinagre y la sal.



Como siempre, contadme qué os parece si la hacéis. ¡¡¡¡Buen fin de semana!!!!

sábado, 21 de septiembre de 2013

¡¡¡Viva el chocolate!!!...Trufas al ron


¿Qué tendrá el chocolate que gusta a todo el mundo?  ¿A quién no le gusta un bombón con un café?¿O una onza de chocolate negro después de comer o en cualquier momento?¿O un buen fondant de chocolate caliente?... Y es que el chocolate no sólo es que esté buenísimo sino que además, dicen que tiene millones de  propiedades: Dicen que combate el estrés, la tristeza,  el mal humor, hace que aumente nuestra memoria, si se trata de chocolate negro mejorará nuestra tensión... Incluso los expertos aseguran que, cuando comemos chocolate, segregamos feniletalamina, sustancia que genera nuestro cerebro cuando nos enamoramos y, por ello, se le atribuyen propiedades afrodisíacas...  Además, como dicen por ahí ahora, el chocolate  procede del cacao y el árbol del cacao es una planta, por lo tanto el chocolate vale como verdura así que ¡¡¡el chocolate adelgaza!!! (JEJEJEJE). Y esto enumerando sólo unas pocas de todas las propiedades que se le atribuyen al chocolate. Así que, si está bueno y encima nos ayuda en un montón de cosas ¿por qué no disfrutamos de él de un montón de formas distintas?


Cualquiera que haya hecho trufas alguna vez sabe que son sencillísimas de hacer y que están buenísimas. Lo malo, que son un auténtico vicio y que empiezas con una y ya no puedes parar de comer, son adictivas totalmente y es que, además del chocolate llevan un poquito de ron que, si lo unimos a la felicidad que nos produce (científicamente comprobado) el comer chocolate ya no os cuento lo alegres que vamos a estar todo el día.



TRUFAS:
- 400 gr de chocolate negro.
- 300 ml de nata para montar,
- 20 gr de mantequilla.
- 25 ml de ron.
- Fideos de chocolate o cacao para decorar.

En un cazo, calentamos el chocolate con la mantequilla hasta que esté complétamente deshecho el chocolate. Mientras calentamos la nata en otro cazo. Unimos la nata y la mezcla de chocolate y, una vez que esté bien integrando añadimos el licor, removiendo muy bien. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y, una vez frío, metemos en el frigorífico la mezcla al menos 8 horas. Pasado este tiempo, hacemos bolitas con dos cucharas y vamos rebozando en lo que hayamos elegido para decorar y ¡¡¡a comer!!!


sábado, 14 de septiembre de 2013

Terminando la temporada: Helado de coco y piña caramelizada al ron



Este verano fue ver este helado en el blog Cook me tender y saber que mi temporada sabática blogueril había terminado porque quería probarlo y quería hacerlo ya, nada de esperar a septiembre para hacerlo. ¿No os pasa a veces qu,e tenéis programado algo, y luego véis una receta, una foto o lo que sea y cambiáis de opinión para pasar a hacer eso inmediatamente? Pues eso me pasó a mí al ver este helado, su genial combinación de sabores (el coco y la piña me gustan mucho), ver que llevaba ¡¡¡sirope de ron!!!!! (imaginaos después de una temporada sin probar una sóla gota de alcohol como se me quedaron mis ojos).Cosas del subconsciente que se me reveló entonces porque yo, que no pruebo ni los licores, ni bebidas blancas, ni bebidas alcohólicas que no sean un buen vino o una cerveza bien fría, pensé: "Esto del sirope de ron debe ser la leche" y ¡¡¡lo es!!! Y con la piña a la plancha es más aún que eso. El helado de coco asado está muy bueno aunque sólo me resulta un poco soso, tal vez le faltaría un poco de azúcar pero cuando le añades la piña caramelizada y un poco de sirope, la cosa cambia y no sabéis de qué manera.


HELADO DE COCO Y PIÑA CARAMELIZADA AL RON(Fuente: Cook me tender).

-   40 gr de coco rallado
- 450 de nata para montar
- 300 ml de leche de coco.
- 6 yemas de huevo.
- 100 gr de azúcar glas (yo le echaría 150).

Para la piña:

- 1 piña pequeña.
- 100 gr de mantequilla sin sal.
- 100 gr de azúcar de caña.
- 100 ml de ron.


Tostamos el coco rallado unos minutos a fuego medio y reservamos. En un bol mezclamos la nata, la leche de coco y el azúcar glas y lo mezclamos con el coco, lo hervimos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar completamente.

Batimos las yemas y vamos incorporando, poro a poco y sin dejar de romover, 6 cucharadas de la mezcla anterior y, cuando esté todo bien mezclado lo incorporamos a la olla y removemos. Cuando esté frío, lo metemos en la nevera de un día para otro. Lo echamos en el bol de la heladera y lo dejamos cremar durante 20 minutos.

Para la piña y el sirope derretimos en una sartén la mantequilla y le añadimos el ron y el azúcar de caña, removemos, el sirope estará listo cuando ésta última se disuelva, reservamos. Cortamos la piña a rodajas y hacemos triángulos, los bañamos bien en el sirope y hacemos a la plancha.



Si estáis pensando en hacer el último helado de la temporada, no lo dudéis ni un momento, es un helado diferente por el toque de coco tostado, cremoso y el toque de sirope de ron es impresinante.

Contadme si lo hacéis.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Cake Pops ¡¡¡Salados!!! (Retos: Qué rico, mamá)



 Después de todo el verano sin publicar nuestros retos, Esther (Cocinando Sabores), Patricia (El recetario de mi cocina) y yo, hemos vuelto a nuestros retos mensuales de "Qué rico, mamá", aunque en esta ocasión Patricia no ha podido participar pronto volverá a hacerlo.
Esta vez el reto propuesto por Esther eran unos cake pops salados... reto que, esta vez me ha costado bastante ya que únicamente he hecho cake pops dulces a base de bizcocho y queso, Nocilla, mermelada... mezclados muy bien, y formando bolas que luego baño en chocolate o Candy Melts, pero esta vez se trataba de hacerlos salados. La verdad es que no se me ocurría nada hasta que pensé en dos opciones, hacer un cake salado y  mezclarlo con queso y bañarlo con algo salado o hacer unos saquitos de queso con manzana caramelizada. Finalmente me decanté por esta última opción y, aunque no son unos cake pops al uso estaban muy buenos y a mis hijas les gustaron mucho. EL único problema que tuve es que, después de decidirme estuve buscando pasta phylo en tres supermercados distintos donde la suelo comprar y no tenían en ninguno, así que lo sustituí por hojaldre y, aunque estaban muy buenos creo que quedarían mejor con pasta phylo.


CAKE POPS DE QUESO DE CABRA Y MANZANA CARAMELIZADA:

- Una lámina de hojaldre (si se hace con pasta phylo mejor que mejor).
- Un rulo pequeño de queso de cabra.
- 2 manzanas golden.
- 75 gr de mantequilla.
- 4 cucharadas de azúcar moreno.

Estiramos el hojaldre con un rodillo y lo pinchamos con un tenedor.  En la sartén, a fuego muy lento derretimos la mantequilla y añadimos la manzana, pelada y cortada en cubitos. Le echamos el azúcar por encima y le damos vuelta durante 5 minutos. Mezclamos con el queso.  Cortamos la lámina de hojaldre en cuadrados no muy grandes, añadimos un par de cucharadas de la mezcla de queso y manzana y formamos los cake pops. Introducimos en el horno precalentado a 200º durante 10 minutos.


Espero que, si lo probáis me digáis que os parecen esta especie de cake pops y que veáis la propuesta que nos hace Esther.

¡¡¡Buen fin de semana a todos!!!

domingo, 1 de septiembre de 2013

Para niños (y no tan niños)... Polos de chocolate con nubes



Parece mentira pero han pasado tres meses desde la última entrada que publiqué. Me parece increíble que mi niña ya haya cumplido dos meses, que el verano ya haya pasado y que empiece de nuevo el cole (si hace nada estábamos empezando el curso pasado) y que mi, hasta hace poco, chiquitina se haya convertido en mi mediana... En fin, que a pesar de que, justo cuando empezó mi descanso por maternidad, mis hijas se cargaron mi despertador (que conste que no lo he echado nada de menos) y no he vuelto a pensar en horas ni minutos, el tiempo no se ha detenido y, a pesar de que aún sigo sin saber si es lunes o viernes... poco a poco voy recuperando la normalidad y, por supuesto el día a día de mi blog con una nueva imagen, con un montón de nuevas recetas y con una firme intención de integrarme en la edad moderna y, por tanto, en las redes sociales (os confieso que Pinterest me tiene completamente enganchada).

Como véis comienzo con una receta totalmente veraniega, unos polos de chocolate y nubes para pequeños y no tan pequeños. Esta entrada se la debía a mis compañeras de los restos "Qué rico, mamá" ya que justo cuando teníamos que publicar en junio no pude hacerlo porque tuve a mi pequeña. Como siempre, os dejo los enlaces de las magníficas propuestas que ellas  hicieron:
 
 

POLOS DE CHOCOLATE Y NUBES (para 6 polos)(adaptado del libro de recetas ZOKU):

- 225 gr de agua.
- 75 gr de chocolate negro.
- 80 gr de azúcar.
- 1 pizca de sal.
- 80 ml de leche.
- 2 cucharadas de nata.
- Mininubes.

En un cazo, a fuego bajo, mezclamos el agua, el chocolate, el azúcar y la sal hasta que el chocolate hasta que este se derrita por completo. Se deja templar y se añade la nata. Refrigeramos
de un día para otro.

Vamos echando en la heladera un poco de la mezcla, las nubes que queramos, un poquito más de mezcla un poco más de nubes, así hasta que finalicemos la mezcla. Cuando veamos que está el polo congelado (en el caso de heladera ZOKU) lo sacamos y ¡¡¡a comer!!!



Como véis he usado la heladera ZOKU, pero se puede hacer en los moldes tradicionales de polos sin ningún problema.

Si los hacéis contadme el resultado.