sábado, 21 de diciembre de 2013

Capuccino de setas y yogurt..


Hoy, después de unos croissants bastante laboriosos; vuelvo a traeros una receta de las fáciles y resultonas, de esas que cualquiera puede hacer, aunque no tenga ni idea de cocina. Una receta que se puede dejar preparada con antelación, que se hace rápido, con ingredientes muy económicos y cuyo resultado es espectacular. En definitiva una receta buena, barata, y rica que resulta una gran opción como entrante para estas fechas. El nombre se lo he tomado medio prestado a Paula de "Con las zarpas en la masa", digo medio prestado porque recuerdo que, hace unos años, ella llamó "Capuchino de setas " a unos chupitos de setas que hizo que eran espectaculares y me quedé con el nombre, pero la receta no tiene nada que ver. De todas formas, yo  he hecho un par de veces ya la receta de Paula y es riquísima. No dudéis en visitarla también. 
Esta va a ser la última receta "navideña" que prepare ya que, como todos sabéis me voy de vacaciones un par de semanas, pero ya tengo preparadas cosas para la vuelta "ricas, ricas". Espero que todos tengáis unas felices fiestas, que el año nuevo cumpla todo lo que deseéis y, sobre todo, que nuestro país siga avanzando,  viendo un poquito más de luz y dejando atrás esta crisis que está siendo tan profunda.
Os recuerdo que, hasta el día de Reyes, el Pastelito Valiente sigue de sorteo:
http://elpastelitovaliente.blogspot.com.es/2013/12/cambios-novedades-y-sorteo-navideno_16.html

Ahora sí, os dejo con la receta:

Capuccino de setas y yogurt
- 300 gr de setas.
- 2 patatas medianas.
- 1 puerro grande.
- 300 ml de agua.
- 1 yogurt griego.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Sal.
- 200 ml de nata.
- 200 ml de queso manchego rallado.
- Una pizca de pimienta recién molida.
Se sofríe el puerro en el aceite. Se añaden las setas y se le dan un par de vueltas. Echamos las patatas cortadas en trozos, el agua y la sal y dejamos cocer durante 20 minutos. Mientras preparamos nuestra crema de queso poniendo a hervir en un cazo los 200 ml de nata. Cuando rompan a hervir añadimos el queso y removemos hasta que esté completamente deshecho. Reservamos.
Finalizado el tiempo de cocción de las setas, dejamos reposar un par de minutos y batimos todo muy bien. Añadimos el yogurt y volvemos a batir, no mucho tiempo, lo justo hasta que se mezcle.
Para montar los vasitos, ponemos la crema de setas y con una cuchara y muy despacio para que no se mezclen vamos añadiendo la crema de queso manchego. Finalmente le echamos un poquito de pimienta molida por encima y, a comer.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Cambios, novedades y ¡¡¡sorteo navideño!!!

Como véis, hoy no publico ninguna receta. Hoy simplemente os vengo a presentar la nueva imagen de "El Pastelito Valiente", con un diseño mucho más moderno, femenino (como a mí me gusta) y muy muy limpio. El cambio lo ha hecho posible Ana de "Aubrey and me". Una diseñadora increíble  y, sobre todo, una gran profesional que ha hecho todo este proceso de cambio de una manera rápida, sabiendo captar, desde el primer momento, lo que quería. No hace falta que os diga que la visitéis porque al ver como ha dejado este blog, sé que lo vais a hacer. No os defraudará.
 
¿A qué se debe este cambio? Todo el que me sigue desde el principio sabe que empecé en este mundo sin ninguna pretensión, estaba disfrutando de la baja de maternidad de mi primera hija y veía, casi todo el tiempo, blogs y más blogs de cocina porque siempre me ha gustado cocinar y experimentar cosas nuevas, pero no me planteaba abrir ningún blog. Pero pronto, me empezaron a  interesar no sólo las recetas sino que me empezó a fascinar la fotografía que se veía en ellos y lo bonitos que eran, el diseño que muchos de ellos tenían... y pensaba "yo quiero uno así". Y abrí uno, llamado como un cuento que escribí cuando era pequeña. Pero claro, hasta que no te metes en este mundo no sabes que tener un blog implica tiempo y dedicación, mejorar y aprender nuevas recetas y nuevas técnicas día a día, que contar con un diseño así no se hace en un momento, que la fotografía culinaria no es un hago una foto y ya está sino que es un arte, que cada día te tienes que esforzar un poquito por hacer algo bueno y que, este mundo es una gran familia en el que he conocido a grandes personas que, en muchos casos se han convertido en amigos. Por todo ello, me apetecía darle al blog un aire más moderno y profesional y tener, por fin, el blog que a mí siempre me ha gustado tener.
 
http://elpastelitovaliente.blogspot.com.es/2013/12/cambios-novedades-y-sorteo-navideno_16.html
 
Para celebrar el cambio voy a hacer un sorteo, con un libro que no es ninguna novedad, pero que es buenísimo para todos los que nos gusta trabajar conmasas y disfrutar de un buen libro de cocina, con grandes recetas y una fotografía muy cuidada. "Pastry", de Richard Bertinet. Yo lo tengo, he hecho muchas recetas de él, sobre todo masas básicas. Me regalaron otro y pensé ¿Qué mejor momento que la Navidad y el cambio de imagen para sortearlo?
 
 
Bases del sorteo:
Dejar un comentario diciendo que quieres participar y compartir el sorteo en tu muro de Facebook (si tienes) para que llegue al mayor número de personas. Nada más.
 
El sorteo se realizará el día 6 de enero, coincidiendo con el día más mágico del año. Así que ya sabéis, si habéis sido buenos este año... ¡¡¡¡a participar!!!!

Espero que os guste la nueva imagen, ya me contaréis. Gracias a Ana (Aubrey and me) por haberla hecho posible.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Croissants caseros

 
Hoy os traigo un clásico y no puedo mentir, esta receta no es rápida ni es sencilla (no es tan difícil como dicen, pero no es sencilla), para hacerla hay que tener paciencia, tener tiempo y, sobre todo, te tiene que gustar trabajar con masas. Muchos de vosotros pensaréis ¿por qué pone unos croissants como receta de Navidad? Simplemente porque creo que la Navidad es el momento en el que más tiempo pasamos en casa (lo ideal para hacerlos) y porque a todo el mundo nos gusta desayunar algo rico, con un buen café o un chocolate caliente acompañados de la familia. De hecho, aunque ya los he hecho muchas veces, pensándolo bien, creo que todas han coincidido con la Navidad porque siempre hay días que no salgo, por lluvia, frío, por lo que sea...
 
También tengo que decir que, a pesar de ser un poco laboriosos, el resultado merece la pena. Los croissants caseros son de esas cosas que son infinítamente mejores caseras que compradas por ahí... por muy bueno que sea el croissant que se compre, nunca sabrá igual que uno hecho en casa. El sabor es espectacular y no tiene nada que ver con uno comprado o tomado por ahí en una pastelería o cafetería. Así que, a todos los que os guste la cocina y no os dé miedo ir un poco más allá con las masas no dudéis en hacer croissants ni un momento, cómo digo sólo se necesita tiempo.

 
CROISSANTS 




- 500 gr de harina de media fuerza (250 normal, 250 de fuerza).
- 10 gr de sal.
- 50 gr de azúcar.
- 25 gr de mantequilla.
- 250 ml de agua muy fría..
- 25 gr de levadura fresca.
- 280 gr de mantequilla muy fría.

Amasamos durante dos minutos a velocidad baja todos los ingredientes excepto la levadura y los 280 gr de mantequilla fría. Disolvemos la levadura en un poquito de agua y se la añadimos a la masa, mezclamos un poco más (no mucho), formamos una bola y la dejamos reposar media hora tapada con un paño húmedo a temperatura ambiente. Pasado este tiempo estiramos la masa con un rodillo formando un rectángulo, lo ponemos sobre una bandeja previamente espolvoreada con harina, lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar en la nevera durante dos horas.
Mientras nuestra masa reposa, preparamos la mantequilla poniéndola sobre dos papeles de hornear la estiramos con un rodillo hasta formar un triángulo de la mitad de tamaño que la masa anterior (que pueda ser envuelto por ella).

Pasado el tiempo de reposo de la masa, la sacamos del frigorífico, ponemos sobre ella la mantequilla en el centro, y la tapamos con nuestra masa. Con un rodillo la estiramos formando un rectángulo. Imaginamos que dividimos la masa en tres, doblamos una de las partes hacia la parte imaginaria central y luego la otra sobre estas dos. Llevamos al frigorífico durante 45 minutos o una hora. Repetiremos este proceso dos veces más. En total habrá que hacer tres plegados. Tras el tiempo de enfriamiento del último plegado sacaremos nuestra masa, la estiramos y la coramos en triángulos para formar nuestros croissants. Llevamos los triángulos durante media hora al frigorífico, tapados con papel film.
Los vamos sacando de uno en uno. Con ayuda de un rodillo los estiramos un poco. Hacemos un pequeño corte sobre la base del triángulo y los enrollamos formando nuestros croissants. Los vamos poniendo sobre una bandeja de horno separados entre sí al menos 5 cm, los tapamos con un paño húmedo y dejamos que doblen su volumen (el tiempo de levado dependerá de unos sitios a otros), a mí me suele durar 1 hora y media (si los queréis para desayunar, los dejáis reposar en el frigorífico y los sacáis 45 minutos antes). Cuando hayan doblado su volumen, los pintamos con huevo batido y los horneamos a 170º durante 16 minutos (dependerá del horno, en mi caso, tengo que bajar la temperatura a los 8 o 9 minutos a 150º).

Para ver gráficamente el modo de elaboración de los famosos plegados de los croissants podéis buscar en internet ya que existen múltiples tutoriales muy bien explicados.

Fuente: Bollería (hecha en casa y con el sabor de siempre) de Xavier Barriga
 
   
 
Espero que os animéis a hacerlos, que no es tan complicado como parece y que el resultado merece la pena. Además ¿a quién no le apetece un buen desayuno estas navidades recién horneado?
 
¡¡¡Buen fin de semana a todos!!! Y estad atentos al blog que el lunes os espera una sorpresa.
 
 

viernes, 6 de diciembre de 2013

Retos "Qué rico, mámá": Rudolph Chocolat Cookies

Parece mentira lo poco que queda para las vacaciones de Navidad. Dentro de nada a los niños les darán las vacaciones en el cole y estarán en casa todo el día. Además de jugar, salir, disfrutar con ellos del ambiente navideño... una de las mejores cosas que podemos hacer con ellos son unas simples galletas navideñas que harán que pasemos un rato muy divertido con ellos (aunque pongan la cocina perdida), porque podremos ver su cara de ilusión, jugarán con la masa como si fuese plastilina, se la intentarán comer cruda, se largarán corriendo con la bolsa de Lacasitos en un momento de despiste, nos preguntarán mil veces si falta mucho cuando estén en el horno y cuando se estén enfriando... y lo mejor de todo, veremos como se las comen con la mayor satisfacción del mundo porque las han hecho ellos.
 
Cuando Patricia de "El recetario de mi cocina" propuso hacer un dulce navideño para el reto de "Qué rico, mamá" del mes de diciembre, no lo dudé, haría galletas para niños hechas con la ayuda de mis niñas. Es cierto que en España no tenemos mucha tradición galletera por Navidad, aunque se esté poniendo de moda en los últimos tiempos... tenemos dulces tradicionales espectaculares como el Roscón de Reyes, los polvorones o los turrones... pero al fin y al cabo, la Navidad es de los niños y nuestros retos tratan de cocinar para los niños, así que ¿por qué no hacer unas galletas hechas con ellos y para ellos aunque no sea nuestra tradición?
 
 
Estas galletas son muy fáciles y sencillas de hacer y, además están muy buenas porque tienen un ligero sabor a Nocilla  que hará que nos puedas parar de comértelas. 

RUDOLPH CHOCOLAT COOKIES




 
- 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 90 gr de azúcar glas.
- 1 huevo mediano.
- 250 gr de harina.
- 50 gr de cacao en polvo.
- 1 cucharada de licor Frangelico.

Para la glasa:

- 1 clara de huevo.
- 200 gr de azúcar glas tamizado (aproximadamente).

- Lacasitos rojos para hacer la nariz.

Tamizamos la harina junto al cacao. Batimos bien la mantequilla con el azúcar, hasta que blanquee y casi doble su volumen. Añadimos el huevo (un poco batido, no mucho) y dejamos que se integre en la mezcla, si vemos que la mezcla parece que "se corta" añadimos un par de cucharadas de harina tamizada. Una vez integrado el huevo, echamos la cucharada de Frangelico y batimos unos segundos.
Extendemos la mezcla entre dos papeles de horno y metemos en el frigorífico al menos durante una hora.
Precalentamos el horno a 180º.
Sacamos la masa y cortamos con el molde que queramos (yo he usado un molde de gingerman pequeño, que girado parece la cabeza de un reno). Horneamos las galeltas durante 10-12 minutos (depende del horno). Sacamos las galletas y las dejamos enfriar sobre una rejilla.
Mientras las galletas se enfrían preparamos la glasa.
Metemos la glasa en una manga pastelera y ponemos un puntito en la nariz para pegar los Lacasitos. A continuación hacemos terminamos de decorar haciendo los ojos, etc.
Dejamos que la glasa se seque bien y ¡¡¡a comer!!!
 

 
 
¡¡¡¡Buen fin de semana!!!! Los que tengáis niños ya tenéis un plan para hacer, JEJEJEJE. Y, por supuesto, contadme la experiencia.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Especial Navidad: Christmas Layer Cake

 
 
Tal y como os comenté la semana pasada, hoy comienzo con un especial de recetas para Navidad al que voy a dedicar cada uno de los sábados del mes de diciembre (aunque hoy aún estamos en noviembre, pero un noviembre al que le faltan horas para agotarse).
Todos los que me seguís sabéis que el mes de diciembre es muy especial para mí, porque me trae lo que más me importa de estas fechas, un reencuentro con toda mi familia y digo toda porque somos muchos y es muy difícil que nos encontremos todos a la vez, sólo podemos hacerlo en acontecimientos familiares o en Navidad por la distancia que nos separa a muchos de nosotros que vivimos en distintos puntos que nos implican tener que coger aviones, coches, etc. Así que imaginaos las ganas que tengo durante todo el año de que lleguen estas fechas. A ello se une, la ilusión desde que tengo hijas de verles su carita de sorpresa con todo lo que rodea a estas fiestas, desde las luces a la cabalgata, desde el viaje en avión hasta la mañana de Reyes... Qué os voy a contar.
 
Hoy también os quería contaros a todos algo muy bonito que me ha pasado hoy : Hace un par de semanas celebré el cumpleaños de mi hija mayor, le hicimos una fiesta pirata en casa en la que todo fue preparado por nosotros: Galletas, tarta, comida salada, decoración... Pues bien, hay gente que vino que no sabía que yo hacía estas cosas y se pensaban que lo había encargado a profesionales... ¿hay algún piropo más bonito que ese cuándo tenemos esta afición? Seguro que si lee esto se estará riendo, pero me ha hecho mucha ilusión, de verdad. Quería compartirlo con todos vosotros que sois los que me habéis hecho mejorar día tras día a través de vuestros comentarios y enseñanzas, en muchos casos.
  
Y, sin más rollo, os dejo esta primera para un postre navideño (o cualquier ocasión, depende de como lo decoremos)  
 
 
 

CHRISTMAS LAYER CAKE




PARA EL BIZCOCHO DE TRUFA:
 
- 2 yogures de trufa (de los de La Lechera en bote de cirstal).
- 4 medidas (del mismo yogurt)de azñucar.
- 2 medidas de aceite de girasol.
- 4 medidas de harina de respostería.

- 2 medidas de cacao en polvo.

- 6 huevos.

- 1 cucharada de levadura Royal.
 
Precalentamos el horno a 150º. Mezclamos todos los ingredientes del bizcocho y dividimos la masa entre tres moldes de 15 cm, previamente engrasados y horneamos durante 35 minutos (pinchando al final para comprobar que están hechos) 

BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO:

- 180 gr de chocolate blanco.
- 150 gr de nata para montar.
- 200 g de mantequilla a temperatura ambiente.   
- 200 gr de azúcar glas.
Calentamos la nata en un cazo y, cuando empiece a hervir, la retiramos del fuego y le añadimos el chocolate troceado y removemos bien hasta que esté completamente disuelto. Lo reservamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Batimos bien la mantequilla con el azúcar glas (4 o 5 minutos a velocidad 2). Añadimos poco a poco el chocolate sin parar de batir.

ALMÍBAR DE CHOCOLATE:
- 150gr de azúcar.
- 150 ml de agua.
- 1 cucharada de cacao.

Ponemos en un cazo todos los ingredientes, calentamos y, cuando rompa e hervir, bajamos el fuego y dejamos durante 3 minutos.

Para montar la tarta, nivelamos los bizcochos, con un pincel los pintamos con el sirope y echamos un poco de buttercream, seguimos así con los tres bizcochos. Finalmente, cubriremos con nuestra buttercrem.
Para decorar yo he hecho unos abetos navideños de chocolate, pero se puede dejar sin nada o poner lo que queramos, a gusto del consumidor.

Nota: Yo le puse almíbar porque nos gustan los bizcochos húmedos y jugosos, pero éste bizcocho puede no llevarlo perfectamente.

Fuente: Buttercream de chocolate blanco del libro Boutique Baking de Peggy Porschen

 
¡¡¡¡Buen fin de semana a todos!!!!

sábado, 23 de noviembre de 2013

Cocina Italiana: Provoleta Napolitana


Creo que no me equivoco si os digo que esta es la receta más sencilla que he publicado hasta hoy en el blog. Pero no es equivoquéis; es sencilla pero riquísima.  Con la Provoleta Napolitana os aseguro que: Los amantes del queso alucinaran, a los que les guste la pizza les encantará, a los cocinillas que les guste preparar un aperitivo con amigos el fin de semana quedarán fenomenal (porque nunca dirán que no han tardado ni 5 minutos en prepararlo, sino que dirán "no puedo decir como lo he hecho" es secreto de confesión, JEJEJEJE), a los que tengan familia numerosa  cuyos miembros no superen los 4 años, no tengan un segundo libre en todo el día y necesiten una cocina rápida y resultona, alucinarán(y hasta esa edad cuentan todos los padres que, como nosotros,ya no tienen treinta y tantos sino que, últimamente, han descendido a esa edad mental provocado por tanto Peppa Pig y Rayo Mc Queen) ... a todos estos y los que se me olvidan, os lo digo: Esta es vuestra receta. Fácil, barata, rápida y sencilla. Os dejo con la receta que me lío:
 


PROVOLETA NAPOLITANA




- Tomate frito casero.
- Una loncha gruesa de queso provolone.
- Orégano.
- Albahaca

- Unas rodajas de tomate (optativo).
- Pan para mojar y coger el queso (esto es lo mejor).

Precalentamos el horno a 150º. En una fuente de horno cubrimos el fondo con tomate frito (casero, por favor, que no tiene nada que ver con el comercial), encima ponemos el queso provolone y lo espolvoreamos con orégano y un poco de albahaca. Si queremos ponemos unas rodajas de tomate fresco (yo no lo hice porque no tenía en ese momento, pero otras veces sí se lo pongo). Lo ponemos en el horno, durante 8 o 10 minutos a 150º y ¡¡¡listo!!!






Y por último os quería decir que, con esta Provoletta despido el especial de recetas de otoño, para adentrarme en las recetas navideñas... Sí, yo empiezo en diciembre, no en octubre como los centros comerciales (qué rabia me da, que a este paso vamos en agosto a la playa y vemos a los Reyes en bañador  y a las burbujas de Freixenet saliendo de la espuma del mar... y no nombro el gordo de la Lotería porque este año el anuncio me tiene indignada... qué vuelva el calvo y su magia, leches, ¿dónde va a parar la música de Doctor Zhivago con el NANANANA?... ¡¡¡me enciendo sólo de pensarlo!!!).
 
 
Y ahora que veo esta última foto pienso ¿cómo voy a adelgazar yo? En fin, ¡¡¡buen fin de semana a todos!!!

viernes, 15 de noviembre de 2013

Fiestas "adoptadas"... Chocolate Bundt Cake


Cada vez lo tengo más claro: A este paso terminamos celebrando el día de Acción de Gracias y el 4 de julio, y si no tiempo al tiempo. Si os fijáis, primero empezamos adoptando a Papá Noel, sí a Santa Claus, pero no al gordito San Nicolás de centroeuropa, no, no... al Santa Claus de la Coca Cola, gordote, sanote, con su barba bien blanca, repartiendo regalos con Rudolph y sus amigos por ahí... después adoptamos Halloween y, desde hace años, celebramos fiestas terroríficas, los niños piden por las urbanizaciones dulces y caramelos...Como es lógico, toda esta moda de adoptar costumbres extranjeras llegó hace tiempo a la blogesfera gastronómica, así empezamos a celebrar días festivos de otros países en los que elaboramos y publicamos dulces o comidas típicas de los mismos en nuestros blogs. Por ejemplo hoy, 15 de noviembre, día del National Bundt Cake Day en EE.UU, sólo os hará falta echar un vistazo a distintos blogs de aquí y de allá para ver que se inundan de estos magníficos bizcochos o cakes (por ser más fina). Y sí, yo soy una de ellas, hoy publico un Bundt Cake...porque  ¿y lo bien que nos los pasamos adoptando fiestas,qué? Que nos quiten lo "bailao" ¿no? Si es que en España nos dicen fiesta y adoptamos toditas las que haga falta, cosa que me alegra porque a pesar de todos los pesares somos un pueblo alegre... así que, como os digo, a este paso, en noviembre matamos un pavo y hacemos una Pumpkin Pie y en pleno verano ponemos banderas estrelladas en nuestras casas, eso sí, con una buena comilona.


Como os digo, este año, por primera vez este blog se une al National  Bundt Cake Day... o más bien ya International Bundt Cake Day, con un Chocolate Bundt Cake hecho en mi molde favorito, el Heritage. Todos conocemos la historia del Bundt Cake ¿no? Por si nos la conocéis es os la cuento:
En la década de los 50, un grupo de mujeres judías de Minneapolis, se pusieron en contacto con el fabricante de moldes Nordic Ware para que les fabricase un molde parecido al molde cerámico en el que se horneaba el Kagelpohh alsaciano. Nordic Ware se lo fabricó y sacó una cantidad de ellos a la venta. En principio no tuvieron mucho éxito, hasta que, Ella Helfrich, presentó a un concurso culinario organizado por la compañía Pilsbury, un cake horneado en un molde Bundt de Nordic Ware, quedando segunda en el concurso. Este hecho hizo que las ventas de moldes BUndt se disparasen y, desde entonces no han parado de crecer.
Y no es de extrañar, ¿a qué amante de la respostería no le pierden sus sinuosas formas? ¿A quién no le impresiona ver cómo, a pesar de tanto recoveco se desmoldan a la perfección?¿A quién no le gustan incluso cómo decoración? A mí, personalmente me encanta ver la cocina de Dowtown Abbey repleta de estos cacharros en sus paredes... aunque en este caso son más antiguos, de cobre y no de Nordic Ware, pero igual de bonitos ¿no?


CHOCOLATE BUNDT CAKE





- 330 ml de leche entera.
- 220 gr de azúcar glas.
- 175 gr de azúcar moreno.
- 250 gr de mantequilla
- 200 gr de chocolate fondant.
- 2 huevos.
- 265 gr de harina de respotería.
- 35 gr de cacao.
Precalentamos el horno a 160º. Ponemos la leche en un bol y mezclamos junto con la vainilla y los dos azúcares. Ponemos la mantequilla y el chocolate en un cazo a fuego lento hasta que se deshagan, removiendo continuamente. Añadimos los huevos y la mezcla del chocolate a la mezcla de la leche removiendo despacioo o batiendo a velocidad baja en la batidora, justo hasta que se mezclen. Tamizamos la harina junto con el cacao en polvo y se lo añadimos a la mezcla anterior, mezclamos bien con una espátula hasta que esté integrado (no batir nunca con la batidora, KA, o lo que tengamos porque se nos quedará duro al hornear). Vertemos la mezcla en nuestro molde engrasado y lo metemos en el horno durante 1 hora o hasta que al pinchar un pinchito, éste salda limpio.Finalmente, Ponemos el molde sobre una rejilla y lo dejamos enfriar 15 minutos. Luego lo volcamos sobre la rejilla desmoldando del molde.
 
Para el glaseado de chocolate
  • 200 g de chocolate negro 70% (postres Nestlé intenso)
  • 100 g de mantequilla a dados  
  • 1 cucharada de aceite de girasol
Ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego lento, removiendo continuamente hasta que el chocolate esté deshecho.
Cuando el bundt cake esté frío, se lo echamos por encima.

Fuente: La cocina de Carolina


Espero que lo probéis y que me contéis si os gusta. Por cierto ¿vosotros habéis adoptado alguna costumbre extranjera en vuestras cocinas?

¡¡¡¡Buen fin de semana a todos!!!


jueves, 7 de noviembre de 2013

Aquellos maravillosos... cumpleaños: Tarta de galletas.



Este mes el reto mensual de "Qué rico, mamá", propuesto por Esther, consistía en hacer una tarta de galletas. Cuando nos mandó la propuesta, lo primero que pasó por mi mente fue "estupendo, mi tarta favorita" y sí, creo que es así, es mi tarta favorita sin dudas. Me encanta su sabor, pero lo que más me gusta de ella, supongo que como a la mayoría de nosotros, son los recuerdos que me trae. Recuerdos de cumpleaños, recuerdos de niñez, recuerdos de juegos, de amigos, de risas... recuerdos muy felices y muy alegres. Por todo eso, creo que es mi tarta favorita, mira que hago tartas distintas, que me gusta hacer Layer Cakes y me gusta ver la cara que pone la gente cuando saco esas tartas tan bonitas y tan ricas, mira que me gusta la carrot cake, mira que experimento y experimento... pero no hay nada como una buena tarta de galletas que me haga sacar esas sonrisas que sólo traen unos buenos recuerdos.
 

Con la tarta de galletas pasa como con muchas otras recetas de toda la vida: En cada casa se hace de una manera. Mi madre por ejemplo la hacía con crema de mantequilla y coco, otros las hacen con natillas... mi versión favorita es con crema pastelera con un poquito de ron (no mucho). ¿Cúal será la de mis compañeras de reto? ¿Queréis saberlo? Pues pinchad en los enlaces:

- Cocinando Sabores.
- El recetario de mi cocina.
- Bajo una nube de azúcar glas.
- Sweets and Gifts.
 
TARTA DE GALLETAS




- Galletas.
- Leche.
Para la crema pastelera:
- 500 ml de leche.
- 4 yemas de huevo.
- 125 gr de azúcar.
- 1 cdta de extracto de vainilla.
- 20 ml de ron.
- 40 g de Maizena.
En un cazo ponemos a hervir la leche con la vainilla y el ron. Cuando rompa a hervir retiramos del fuego y reservamos.
Con unas varillas mezclamos bien el azúcar, las yemas y la maicena.Cuando esté bien mezclado lo integramos a la mezcla anterior poco a poco y lo llevamos al fuego nuevamente, removiendo poco a poco hasta que la mezcla espese. Reservamos hasta que enfríe.
Para la ganache de chocolate:
- 200 ml de nata.
- 200 gr de chocolate.
- 1 cucharada de mantequilla.
Calentamos la nata en un cazo. Cuando rompa a hervir añadimos el chocolate troceado y la mantequila y removemos hasta que se deshaga. Reservamos.
Montaje de la tarta:
Vamos mojando las galletas en leche y poniéndolas en el molde que hayamos elegido hasta formar una primera capa. Sobre la capa de galletas ponemos otra de crema pastelera e iremos repitiendo esta operación dos o tres veces. Para terminar la tarta, terminamos poniendo una última tapa de galletas mojadas en leche y bañamos con la ganache.
 
 


Y vosotros, ¿tenéis una tarta favorita?¿Qué recuerdos os trae? Ya me contaréis. 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Cocina de otoño: Pastas de naranja

 
Otra receta de otoño y, como no, otra receta en la que hay que usar el horno. No me digáis que, con este tiempo lluvioso,  no os imagináis tumbados en el sofá, con una manta, un buen libro, un café y unas pastitas recién salidas del horno... Yo sí me imagino y digo bien, me imagino, porque en mi casa hace años que no tengo un momento así, pero disfruto igualmente viendo como se comen las enanas estas galletas y se ponen de chocolate hasta arriba (porque ya sabéis quién rebaña el plato del chocolate derretido).
Estas galletas las ví hace mucho tiempo en una revista de cocina que no recuerdo cuál era, las apunté y, desde entonces las he hecho varias veces. El sabor a ralladura de naranja les da un sabor muy especial. Yo, las decoré con chocolate porque la naranja con el chocolate es una de las combinaciones que más me gustan, pero con mermelada, almendras... con cualquier cosa quedan bien.
 


 
SPICED HALLOWEEN COOKIES




- 250 gr de harina.
- 75 de mantequilla a temperatura ambiente.
- 125 gr de azúcar glas.
- 2 huevos.
- 1 cdta de extracto de vainilla.
- Ralladura de una naranja (pequeña).
- Un pizca de sal.
- Chocolate para decorar.
 
Precalentamos el horno a 180º.
Batimos bien la mantequilla con el azúcar, añadimos el resto de ingredientes y mezclamos bien. Estiramos la masa sobre dos papeles de horno y dejamos enfriar un par de horas.

Les damos la forma que queramos (en mi caso, hago bolitas y las aplasto un poco con las manos) y horneamos durante 8 minutos a 180º, si las dejáis m´s tiempo os quedarán más duras, con textura tipo galleta.

Derretimos el chocolate y, cuando las galletas estén frías, ponemos la rejilla donde las hayamos enfriado sobre papel platina y, con una manga pastelera o con una cuchara, vamos decorando con hilos nuestras galletas. Esta vez les añadí unas chips de chocolate en el centro, pero es que en casa, como sabéis, somos chocolateadictos.


Ya sabéis, si os apetece hacerlas contadme que os han parecido. ¡¡¡Buen fin de semana a todos!!!
 
 


sábado, 26 de octubre de 2013

Recetas de otoño: Cinnamon Rolls Bundt Cake


Muchas veces os he hablado de lo que me gusta la canela, la uso para muchísimas cosas tanto dulces como saladas. Me gusta su sabor, su olor, los recuerdos que me trae (al mejor arroz con leche que puedo comer, el de mi madre)... en fin, que me gusta muchísimo. Y, como ya sabéis en el Pastelito Valiente, estamos haciendo un especial de recetas especiales de otoño y, si hay alguna especia que se usa especialmente en otoño, ésta es la canela. En esta época se usa para hacer galletas especiadas, las famosas "pies" americanas, para condimentar carnes, rellenos de pavos en EE.UU, para bizcochos... Yo esta vez os traigo un Cinnamon Rolls Bund Cake que no es ni más ni menos que la versión Bundt de los famosísimos Cinnamon Rolls o Rollitos de canela. En esta receta se unen la suavidad de una masa suave tipo brioche, con el intenso sabor de la canela y la vistosidad de presentación que únicamente puede dar un molde Bundt.
 
 
El corte que queda con los dos remolinos del relleno, es espectacular, aunque en las fotos no se aprecie bien.

 

CINNAMON ROLLS BUNDT CAKE



 
Para la masa
- 600 gr de harina.
- 75 gr de mantequilla.
- 100 gr de azúcar glas.
- 2 yemas de huevo.
- 450 ml de leche.
- 25 gr de levadura fresca.
- 1 pizca de sal..
- 1 cucharada de azúcar blanquilla.
 
Para el relleno:
- 150 gr de mantequilla.
- 220 gr de azúcar moreno.
- 2 cucharadas de canela.

Mezclamos 100 ml de leche templada con una cucharada de azúcar blanquilla y la levadura deshecha, mezclamos bien y dejamos fermentar 10 minutos. Tamizamos la harina con el azúcar glas y derretimos la mantequilla. Mezclamos todos los ingredientes excepto la leche en un bol y vamos amasando, añadiendo poco a poco la leche hasta que se despegue la masa de las paredes del bol y podamos formar una bola. Tapamos la masa con papel film y dejamos fermentar una hora.
Precalentamos el horno a 200º y preparamos el relleno. Derretimos la mantequilla y mezclamos con el azúcar moreno y la canela. Reservamos.

Una vez pasado el tiempo de reposo de la masa, la dividimos en dos y, con un rodillo, extendemos cada parte, las pintamos con el relleno y formamos un rollo con cada una. Ponemos uno de los rollos sobre el molde bundt engrasado, cerrando bien los extremos y, encima ponemos el otro repitiendo la misma operación. Metemos en el horno a 200º durante 10 minutos y, pasado este tiempo bajamos la temperatura a 175º y dejamos hornear 45 minutos más.

Dejaremos enfriar 10 minutos y desmoldamos.

Si os ha gustado y lo pensáis hacer, os aconsejo que lo probéis caliente, está de vicio. ¡¡¡Buen fin de semana!!!

Fuente: Flor de canela

viernes, 18 de octubre de 2013

BOO!!... Spiced Halloween Cookies


Y seguimos con este especial de recetas propias de otoño y, aunque normalmente yo no soy de las que publico nada para Halloween, porque sigo siendo de esos especímenes raros que prefieren un buen buñuelo frito de crema pastelera a un cupcake terrotífico por muy monísimo que éste sea... no podía faltar algo para este singular día. Y ¿por qué singular? Porque aunque no es algo propio de España, cada vez está más arraigado, se hacen fiestas, se celebra en los Colegios, la gente se disfraza de horrores auténticos... y porque, cómo leí el año pasado en algún blog (lo siento, pero no recuerdo cual) prefiero la ilusión de una noche terroríficamente divertida a pensar en nuestro día de todos los Santos y el día de los difuntos tan tristes y fríos.¡¡¡¡Pero que quede claro que nuestros dulces son muchíiiiiiiiiiisimo mejores!!!! (para mí, claro).
 
 
SPICED HALLOWEEN COOKIES




- 350 gr de harina.
- 150 de mantequilla a temperatura ambiente.
- 100 gr de miel.
- 1 cda de canela.
- 1/4 cda de jengibre.
- 1/4 cdta de nuez moscada.
- 100 gr de azúcar blanquilla.
- 20 gr de azúcar de caña.
- 1 huevo.
Precalentamos el horno a 180º.
Batimos bien la mantequilla con el azúcar, añadimos el resto de ingredientes y mezclamos bien. Estiramos la masa sobre dos papeles de horno y dejamos enfriar un par de horas.

Cortamos con la forma que queramos y horneamos durante 12 minutos a 180º.

(Yo las he decorado con glasa, pero se pueden decorar como se quiera o dejarlas sin decorar ya que estas galletas son tan ricas que no necesitan más aditivos).

Como podréis imaginar yo prefiero los dulces típicos de estas fechas en España pero mis hijas no, para ellas dónde esté una calabaza decorada con mucha azúcar o un esqueleto divertido que se quite todo y estas galletas han durado en mi casa, exactamente una tarde.

 
¡¡¡Buen fin de semana a todos!!!
 

sábado, 12 de octubre de 2013

Recetas de otoño: Spiced Pumpkin Cheesecake.



Ya hace un par de semanas que entró el otoño y esta es una época para hacer platos con calabaza, con manzana, con canela, platos de cuchara...para encender el horno y dejar que las casas se llenen de ese olor que sólo algo hecho a horno desprende. Así que durante esta época y, como podéis ver en el lateral del blog, vamos a ir preparando una serie de platos propios de esta estación, unos típicos, otros no... Además, como no podía ser menos, vamos a preparar algo terroríficamente rico para Halloween y algo más típico de España para celebrar el día de los Santos. Pero no os desvelo nada, ya iréis viendo.


Esta vez os traigo una Spiced Pumpkin Cheesecake, vamos una tarta de queso y calabaza especiada que es suave, delicada y llena de ese sabor que sólo pueden dar la canela y la nuez moscada. 
 
SPICED PUMPKIN CHEESECAKE

- 250 gr de galletas Digestive.
- 100 gr de mantequilla derretida.
- 125 gr de azúcar glas.
- 100 gr de azúcar moreno.
- 1 cda de canela.
- 1 cda de jengibre.
- 1/4 cdta de nuez moscada.
- 1 pizca de sal.
- 1 cdta. de vainilla.
- 4 huevos.
- 700 gr de queso crema.
- 1 yogurt griego o 200 ml de créme fraiche.
- 450 de calabaza cocida hecha puré.
 
Precalentamos el horno a 125º.
Hacemos la base de la tarta triturando las galletas y mezclándolas con la mantequilla derretida. Ponemos la mezcla en un molde desmoldable de 20 cm engrasado y la aplanamos con la mano o con el culo de un vaso (queda mucho mejor). La reservamos en el frigorífico durante una hora.
 
Ponemos las especias y el azúcar en un bol y mezclamos bien, añadimos el extracto de vainilla y el queso crema (a temperatura ambiente). Batimos hasta que el azúcar esté disuelto. Vamos añadiendo los huevos uno a uno (no incorporamos el siguiente hasta que el anterior no se haya mezclado bien). Añadimos el puré de calabaza y mezclamos bien con una espátula.
 
Lo metemos en le horno a 125º durante 1 hora u hora y cuarto. Dejamos la tarta dentro del horno hasta que se enfríe por completo y, finalmente, la metemos en la nevera al menos 8 horas antes de consumir.

lunes, 7 de octubre de 2013

"Pastelito" Pound Cake para "Qué rico, mama´"



Este mes el nuestro reto  "Qué rico mamá" está de celebración. Celebramos la incorporación de Macarena, una magnífica blogger que hace unas fotos que te dejan loco y también celebramos que nuestra querida Patri ha sido mamá de nuevo... así que, dentro de un par de añitos habrá otra boca más que pruebe estas recetas que hacemos pensando en los pequeños.
 
Esta vez me tocó a mí hacer la propuesta y, tras un reto "salado", tocaba uno "dulce" y pensé en algo fácil y que gusta a todo el mundo, pequeños y grandes y que, además a mí es lo que más me gusta cocinar porque cuando lo horneas la casa se impregna de olor a hogar, a rico, a pastelería... porque es fácil de hacer y siempre da un resultado espectacular: Un buen bizcocho.
 
Para darle un toque simpático, me acordé de un pan que ví a Sandeea hace tiempo y lo transformé en bizcocho. El corte era espectacular, viéndose el pastelito... el sabor no os lo cuento porque el famoso Pound Cake, o Cuatro Cuartos como lo llamamos en España, la ha probado todo el mundo.

¿Qué habrán hecho las demás para este mes? No dudéis en pichar sobre los enlaces que no os van a defraudar:

- Cocinando sabores.
- Bajo una nube de azúcar glas.




Pastelito Pound Cake

-250 gr de mantequilla
- 250 gr de harina
- 250 gr de azúcar.
- 5 huevos.
- 1 cucharadita de vainilla en pasta.
- 1 cucharada de levadura.
- 1 pizca de sal.
 
Precalentamos el horno a 175º. En un bol mezclamos los ingredientes secos. Con las varillas de la batidora mezclamos muy bien la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla muy blanca y esponjosa. A continuación vamos añadiendo los huevos uno a uno, no añadimos el siguiente hasta que el anterior no esté integrado. Echamos la cucharadita de vainilla y a continuación los ingredientes secos poco a poco.
 
Para hacer el Pastelito, previamente, en el mismo molde hacemos un Chocolate Pound Cake (igual que el Pound Cake que explico anteriormente, pero sustituyendo 50 gr de harina por 50 gr de cacao en polvo), lo cortamos en rebanadas cuando esté frío y, con un cortador de galletas en forma de pastel, lo vamos cortando. Ponemos todos los pastelitos uno detrás de otro en el molde engrasado y vertemos la mezcla sobre él. Horneamos todo 45 minutos a 175º.
 
Sugerencia: Si queremos podemos verter una ganache de chocolate por encima.



Y, con estas últimas fotos, creo que no necesito más palabras para deciros el éxito que este bizcocho tuvo en mi casa con las probadoras oficiales de los retos "Qué rico, mamá".