sábado, 28 de enero de 2012

STRAWBERRIES AND CHOCOLATE LAYER CAKE (O MÁS BIEN UN INTENTO)


Siempre que veo una película americana de los años 50 o 60, o veo mi última obsesión televisiva "Mad Men" hay dos cosas que me llaman la atención. La primera, que se ve a simple vista son los maravillosos vestidos que llevan las actrices, son preciosos... (no me diréis que no son elegantes y preciosos todos los vestidos que luce "Betty Drapper" en Mad Med). La segunda, que no se ve a simple vista, pero que cualquiera de nosotros, a los que nos apasiona la cocina vemos rápidamente son las maravillosas tartas que se ven de vez en cuando en un segundo plano, esas tartas puestas como decorado encima de su "cake stand", enormes y con una decoración perfecta... y, aunque reconozco, que no me suelen gustar las buttercreams que suelen usar en EE.UU para este tipo de tartas, sino todo lo contrario, me gustan muchísimo más los sabores tradicionales de los dulces europeos, también tengo que reconocer que me fascina la espectacularidad de estas tartas gigantes, tipo retro o vintage, como queramos llamarlas.

No es la primera vez que hago un "Layer Cake", pero sí es la primera que intento hacer una "Layer Cake", podríamos llamarlo "españolizado", es decir sin cremas densas. El resultado: De sabor espectacular, de los mejores que he probado; de presentación, regular y creo saber por qué y os lo explico:
La nata montada no aguanta igual que una buttercream el peso de los bizcochos y, además, el bizcocho de chocolate con leche se desmoronaba un poco por lo que la cobertura no se pudo quedar perfectamente lisa ya que se desmigaba un poco. Y diréis ¿por qué entonces hace una entrada? Pues porque, como digo, el sabor es espectacular y, la cosa se soluciona haciendo un bizcocho un poco más denso y haciendo una nata un poco más dura (con estabilizante) y ya está.


STRAWBERRIES AND CHOCOLATE LAYER CAKE:

BIZCOCHO:

- 250 de chocolate fondant.
- 375 gr de harina.
- 200 gr de azúcar moreno,
- 100 gr de azúcar blanquilla.
- 175 de mantequilla a temperatura ambiente.
- 3 huevos grandes.
- 2 cucharadas de levadura.
- 1/2 cucharadita de sal.
- 3 cucharaditas de extracto de vainilla.
- 500 ml de leche entera (a temperatura ambiente).

Tamizar los ingredientes secos. Derretimos el chocolate al baño maría. Batimos las claras a punto de nieve y se reservan. Batimos las yemas. Batimos el azúcar y la mantequilla hasta que se integren y quede esponjoso. Añadimos las yemas y mezclamos unos segundos. Incorporamos el chocolate derretido. Bajamos la velocidad al mínimo y vamos añadiendo un tercio de la harina y batimos hasta que se integre, un tercio de la leche y batimos hasta que se integre (continuamos así hasta que agotemos la leche y la harina). Cuando estemos terminando añadimos las dos cucharaditas de extracto de vainilla.
Dividimos la masa en dos moldes engrasados de 20 cm (yo lo hago así aunque luego al dividir cada bizcocho en dos me quedaran 4 mitades y una siempre me sobra, pero luego siempre le encuentro aplicación para algo) y los metemos en el horno precalentado a 175º durante 45 minutos (o hasta que al pincharlos salga limpio).

RELLENO:

- 1 litro de nate para montar.
- 2 cucharadas colmadas de queso Philadelphia.
- 200 gr de azúcar glas.
- Fresas en trocitos.

Montar la nata, añadiendo las dos cucharadas de queso y el azúcar glas mientras se monta.

COBERTURA:

- 400 gr de chocolate.
- 200 ml de nata para montar.

ALMÍBAR:

- 100 gr de azúcar.
- 100 ml de agua.
- 1 vaina de vainilla.

Se pone a hervir todo durante cinco minutos. Retiramos y dejamos enfriar.

MONTAJE:
Se cortan los bizcochos por la mitad (yo lo congelo cuando los hago y los descongelo unas horas antes de montar la tarta). Ponemos la primera mitad, pintamos con el almíbar, ponemos una capita de nata y los trocitos de fresa que queramos. Ponemos otra capa de bizcocho y repetimos la operación, finalizamos con la última capa.
Calentamos 200 gr de chocolate con 100 ml de nata y, cuando el chocolate esté completamente deshecho, lo echamos por encima de la tarta y la cubrimos bien, la metemos en el frigorífico durante 30 minutos. Derretimos el resto de chocolate con la nata, y repetimos la operación.

Ya os digo que un sabor espectacular, aunque la presentación no sea muy buena.

lunes, 23 de enero de 2012

NUDOS DE PAN RÁPIDOS




Desde que me reglaron la Kitchen Aid una de mis obsesiones ha sido hacer pan. Mira que siempre me ha gustado cocinar y he hecho masas de todo tipo, pero el único pan que habían hecho hasta ahora es el de los "bollos preñaos" asturianos, que tuve una época que los hacía cada dos por tres (es que están buenísimos y con una cerveza fría son impresionantes, a falta de una buena sidra natural, claro). Nada más llegar a Tenerife de las vacaciones de Navidad y ver mi nuevo aparato, me puse a mirar recetas de pan y, además de servirme para descubrir un montón de panes distintos, también me sirvió para descubrir nuevos blogs y, entre ellos conocí, el blog de Olga "Cocinando con Kisa" que es impresionante, desde las recetas que hace hasta la estética del blog. Sé que muchos ya lo conoceréis porque tiene muchísimos seguidores, pero para mí fue una de las mejores novedades blogueras que me ha traído el inicio de este nuevo año. Entre los múltiples panes que Olga tiene publicados me llamó la atención estos nudos de pan por su sencillez, no necesitan levado, que era lo que yo buscaba para empezar mi andadura en el mundo de los panes. Os dejo la receta y la recomendación, para quien no lo conozca, que se pase por el blog "Cocinando con Kisa" que os va a sorprender.


INGREDIENTES:
- 230grs de harina de fuerza
- 1/2 cucharadira de sal 
- 1 cucharadita de cremor tártaro 
- 1/2 cucharadira de bicarbonato sódico 
- 25grs de mantequilla sin sal en pomada
- 130grs de leche a temperatura ambiente
- 1 huevo batido para pincelar la masa
- semillas de sésamo tostadas y semillas de amapola

Preparación:
Lo primero es calentar el horno a 200º .
Cogemos la harina de fuerza y le añadimos el cremor tártaro, la sal y el bicarbonato todo esto lo pasamos para un tamiz para airear la harina y que se mezcle todo uniformemente.
En la amasadora pondremos la leche, la harina con todo lo demás ya tamizada y la mantequilla en dados, amasamos durante 6 minutos, es una masa manejable, subimos un poco la velocidad y lo dejamos 2 minutos más amasando.

Cogemos la masa y con las manos haremos una bola con ella, partimos la masa en 8 trozos iguales de 50grs cada trozo, con cada trozo haremos un rulo alargado de unos 25cm mas o menos y haremos el nudo, los vamos colocando en la bandeja del horno con papel de hornear y con una separación entre ellos.
Pincelamos la masa con el huevo batido y espolvoreamos unos con la semillas de sésamo y otros, con las semillas de amapola.
Cogemos la bandeja y la introducimos en el horno ya caliente y lo dejaremos 15 minutos o hasta que los veamos dorado.

No tengo que decir lo buenísimos que están, pero el problema es que cuando te comes uno no puedes parar y yo me comí cuatro seguidos nada más terminar de hacer las fotos (había trabajado mucho).


miércoles, 18 de enero de 2012

TOMATO CHERRY, ZUCCHINI AND BASIL PIE


Whole Kitchen, en su Propuesta Salada para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: Pie británico.

La verdad es que leo el título de la entrada y no puedo dejar de pensar que hasta parece que sé algo de inglés y bueno, aunque un poco si sé, se me ha olvidado muchísimo, pero siendo la propuesta salada de Whole Kitchen la que era (hacer un pie o pastel típico inglés), no podía llamarlo "Pastel de tomatitos cherry, calabacín y albahaca), no era lo mismo, no.
Os va a parecer curioso, el día que vi que ya estaba la propuesta salada fue el 5 de enero, víspera de Reyes´, y  nada, pensé que cuando volviese a casa ya pensaría qué "pie" haría. Pues nada, al día siguiente, cuando abrí mis regalos de Reyes lo primero que me encuentro es que, entre los libros que me había traído mi hermano de EE.UU estaba la edición actualizada de "Pies and tarts" de Martha Stewart´s, os podéis hacer idea de mi sorpresa... el libro es buenísimo, te entran ganas de ponerte a hacer como una loca cada uno de los pasteles tanto dulces como salados. Así que me tiré parte de esa noche en la cama decidiendo qué iba a hacer (ya no podía esperar a llegar a casa, lo tenía que decidir allí mismo). Dudé entre hacer unos pies pequeñitos de coliflor y queso manchego (por eso de honrar un poco a mi tierra)l, otro de pollo (pero era demasiado contundente para todo lo que habíamos comido estas fiestas) y este (todo verduras y con albahaca, ummmmmmmmmmm), pero la votación popular me dijo que hiciese éste por lo original de los ingredientes en un "pie" y porque no llevaba "tapa". Y ha sido todo un acierto (su sabor recuerda a la pizza), aunque pienso que cualquier pastel que hagamos de este libro va a estar bueno.



RECETA (Fuente: Pies and tarts de Martha Stewart´s con adaptaciones):

MASA:
- 2 1/4 tazas de harina.
- 1/2 taza de parmesano rallado.
- 1 cucharadita de sal.
- 175 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 2 yemas de huevo (cuidado, separadas que no se añaden a la vez).
- 1/4 de taza de agua muy fría.
- 2 cucharadas de nata.

Mezclamos la harina, el queso, la sal y la mantequilla hasta que tenga el aspecto de una harina muy gruesa. Añadimos la yema de huevo y mezclamos bien. Añadimos el agua fría hasta que se forme una masa homogénea y facilmente manejable (en caso de que se necesite se añade un poco más de agua fría). Extender la masa y forrar el molde que vayamos a utilizar. Reservar en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

RELLENO:

- 5 cucharadas de aceite de oliva.
- 1 cebolleta picada.
- 1 calabacín picado.
- 1 bandeja de tomatitos cherry.
- 1/2 taza de parmesano rallado.
- 1 bola de mozarella fresca.
- 3 cucharadas de albahaca fresca muy picada.

Se sofríe la cebolleta y se le añade el calabacín y lo vamos sofriendo durante unos 10 minutos. Añadimos los tomatitos y la albahaca y vamos dándole vueltas durante 5 minutos.
Mezclamos los quesos, la yema de huevo reservada y la nata .
Sacamos el molde de la nevera. Le echamos el sofrito de tomates y calabacín y por encima le echamos la mezcla de quesos y nata.

Metemos en el horno precalentado a 190º, durante 45 minutos y a disfrutarlo.



miércoles, 11 de enero de 2012

NUEVO AÑO, NUEVA SUPERMÁQUINA Y NUEVAS RECETAS... ROSEMARY WAFERS


Y aquí estamos de nuevo, con muchas ganas de hacer y mostraros las recetas que voy a hacer con los libros que mi hermano pequeño, que vive en Boston, me ha traído de EE.UU y es que, cuando me preguntó que qué quería simplemente le dije, sin pensármelo ni un segundo: "Libros de respostería americana, con fotos de enooooooormes tartas", de lo que no me acordaba es que también le había pedido unas tazas y unas cucharas medidoras porque las mías no me servían (eran de IKEA y no miden bien, o las mías estaban mal, no sé), así que me llevé una alegría cuando las vi que ni os cuento. Los Reyes Magos me dejaron muchas más cosas (somos muchos en casa) y, mi Rey Mago favorito me dejó lo mejor, lo que llevaba años deseando en silencio (bueno, casi a gritos, la verdad)pero de eso os hablo mejor al final, para dejaros un buen sabor de boca.
Como os digo, mi hermano me trajo libros de repostería americanos, entre ellos uno de Cookies (creo que está en español, pero no lo sé), se trata de "500 cookies" de Philippa Vanstone. Tiene galletas muy, pero que muy interesantes pero, esta vez, me he decidido por unas obleas de romero y parmesano que acabo de hacer y probar y son exquisitas para tomar solas o acompañadas de paté o dip.

RECETA ROSEMARY WAFERS:
- 2 tazas de harina.
- 1/2 cucharadita de levadura.
- 175 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 1 cucharadita de sal.
- 3 cucharadas de parmesano rallado.
- 2 cucharadas de romero fresco.
- 1 yemas de huevo.
Precalentar el horno a 175º. Tamizar y mezclar la harina y la levadura. Batir la mezcla anterior con la mantequilla hasta que tenga la textura de migas. Añadir, la sal, el parmesano, el romero y las dos yemas de huevo y continuar trabajando la masa hasta que esté todo mezclado y la masa no se pegue. Estirar la masa con un rodillo y cortar en rectángulos (o la forma que queramos). Hornear a 175º durante 10 minutos (yo necesité 12 minutos) hasta que estén doradas.




Esta vez finalizo con lo mejor de lo mejor, como os digo mi Rey Mago favorito sabe que este año he sido muy buena y sabía lo que deseaba por encima de cualquier regalo material (porque que no sea material sí que deseo otras cosas, por supuesto) y, como no necesita más presentación, simplemente os la muestro.


Ni la fotografía, ni la luz son buenas, pero es tan bonita que da igual ¿verdad?