sábado, 1 de diciembre de 2012

HISTORIAS DE NAVIDAD 2012: ESTONIAN KRINGEL.

Ya estamos en diciembre, el olor, el color y para todos nosotros, el sabor de la Navidad se nota ya en todos los rincones. Todos los que me seguís sabéis que no soy muy amante de algunas fiestas que se han puesto de moda últimamente en España, pero la Navidad es otra historia, es una fiesta nuestra, de muchos países sí, pero nuestra, y de estas fiestas me gusta todo. Me gusta su significado, la decoración, la comida, los villancicos, el olor a invierno... pero sobre todo, las Navidades me gustan porque para mí significan el reencuentro con mi familia, es en Navidad cuando vuelvo a mi casa, a mi pueblo y cuando, por fin, después de un año vuelvo a ver a toda mi familia, a mi madre, mis hermanos y mis sobrinos. Esto sólo lo entendemos los que nos pasamos un año sin poder estar todos juntos en familia, pero para los demás resultará fácil imaginar lo que deseamos que lleguen estas fechas. Fuera de cosas comerciales, de regalos... yo lo que quiero en estas fechas es estar en mi casa, en mi pueblo, que mis hijas vayan allí y vean de dónde es su madre... Íntimamente unido a estas reuniones familiares, a estas fiestas, está la comida. Comida de todo tipo pero que comemos con la gente que queremos, comida que no comemos en ningún otro momento del año o, que si lo hacemos , no nos sabe igual. Comida que nos habla de tradiciones y de recuerdos. Cada casa tiene sus propias comidas navideñas y cada país, región o pueblo, las suyas. Yo, como cada mes de diciembre, os iré poniendo algunas recetas tradicionales de aquí y de otros países. Empiezo con una Estonian Kringel o Trenza Rusa.
 
El Estoninan Kringel, es un dulce tradicional de casi todos los países del norte de Europa, sobre todo Noruega. Se puede encontrar en cualquier época del año, pero es tradicional desayunar uno recién hecho la mañana de Navidad. Se puede rellenar de cualquier cosa, pasas, arándanos, chispas de chocolate o, como es mi caso de canela y azúcar porque sí para mí la Navidad tiene un olor y un sabor es el de la canela.


ESTONIAN KRINGEL:

- 400 gr de harina.
- 1 taza de leche templada.
- 5 mg de levadura fresca.
- 50 gr de mantequilla derretida.
- 35 gr de azúcar.
- 1 huevo.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla.

- Canela y azúcar para el relleno.

Deshacemos la levadura en la leche. Batimos el azúcar y el huevo hasta que espume. Añadimos la mantequilla derretida fría, la esencia de vainilla y la leche. Cuando esté bien mezclado vamos añadiendo la harina poco a poco. Cuando esté todo bien amasado y no se pegue en los dedos (o, si se usa robot, se separe de las paredes del bol), lo tapamos con un paño húmedo y lo dejamos levar hasta que doble su volumen. Precalentamos el horno a 200º.
Cuando haya doblado el volumen, extendemos la masa con un rodillo hasta que se nos quede con un grosor de medio centímetro. Echamos el azúcar con canela por encima, sin que se nos queden huecos sin relleno. Dividimos la masa en dos y formamos un rulo con cada parte, con un cuchillo los cortamos longitudinalmente sin que llegue a partirse el rulo(procurando no llegar a abajo del todo en el corte). Enrollamos un rulo con otro como si fuese una trenza y unimos los extremos (procurando que os quede mejor que a mí que los uní fatal).
Horneamos 30 minutos a 200º.


Decir que es un dulce buenísimo es obvio para cualquiera que le guste el brioche, su suavidad y esponjosidad, y  la canela. Caliente está impresionante... y el día de Navidad, mojado en chocolate con esos fríos del Norte de Europa, debe ser uno de esos momentos familiares de los que os hablaba antes.

25 comentarios:

  1. El olor a canela y mantequilla me encanta! tiene que estar buenisimo! bss

    ResponderEliminar
  2. Te quedo maravilloso!! que rico y que bonito¡¡ me encanta y con un cafe con leche uumm..Besos

    ResponderEliminar
  3. Y tanto que se nota la Navidad con este dulce que hoy nos propones!!! Toda una delicia, Helena! Nunca lo he probado en casa, pero me llevo tu receta para probarlo!
    Se me hace la boca agua sólo de ver las fotos...Enhorabuena!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. En mi caso, mi familia está un poco separada, andan tirándose los trastos a la cabeza pero me gusta que los pocos que quedemos nos mantengamos juntos. Mis padres, mis hermanos... dispuestos a disfrutar, reirnos y abrazarnos mucho. Tienes razón con eso de que la comida es el centro de todas estas buenas reuniones.
    Este bollo no lo conocía pero se ve precioso.
    Disfruta mucho estos días hermosa.
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. HOy he probado este dulce y me ha parecido una maravilla total!!! No puedo esperara a hacerlo yo misma!!! Te ha quedado superior por lo que se ve en las fotos!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Perdona Helena, pero no veo la harina en los ingredientes creo que ha quedado el espacio en blanco o es como yo lo veo, por lo demás la pinta del bollo es espectacular y a mí la Navidad me gusta como a tí, vuelve mi hija, mis sobrinas, siempre hay jolgorio y me gusta, bssss y disfruta con tu familia

    ResponderEliminar
  7. Ay, Helena, que a mi también me gusta la Navidad, y eso que hay ciertas creencias que ni practico ni promulgo, pero me dejo llevar por lo sentimental. En alguna entrada futura hablo sobre esto. Es algo que puede sonar un tanto superficial, pero creo que después de una año entero de ir y venir y de ver cómo la vida nos va poniendo barreras, es el momento de relajarse y de intentar ver las cosas desde otra perspectiva. Entiendo perfectamente el significado tan entrañable que tienen para ti, y también imagino que las intentarás disfrutar siempre al máximo.

    ¿Qué tendrá la repostería del norte de Europa que vayas donde vayas se asemeja tanto? Abundan las masas suaves con mantequilla, canela y azúcar, y a veces, el cardamomo. Yo también tengo unos bollitos finlandeses en mi blog, aunque individuales, y del estilo a tu rosca estoniana. Me encanta el sabor. La canela hace muy de las suyas.

    Por cierto, que esta receta te habría venido genial para presentarla al concurso del blog "Sweet and sour" de Virginia, y que no sé si seguirás, y cuyo tema son "Recetas de Navidad", y la tuya me parece más que apropiada.

    Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se parece toda la repostería del norte de Europa, pero es buenísima ¿verdad? Sí que sigo a Virginia, y tengo en cuenta su concurso, estuve dudando entre presentar esta receta u otra que tengo preparada y, al final, por votación popular casera, salió que presentara la otra. Voy a mirar tus bollitos finlandeses. Y ahora mismo voy a hacer lo del gadget de seguimiento por correo. Bs

      Eliminar
  8. Yo no soy muy navideña, en mi vida mis cruzadas con esta festividad han ido variando y ahora mi ilusión es por mi hijo pequeño que descubre a cada paso algún significado, aunque no sé si el más apropiado, por ahora le fascina Santa y lo que trae ;)
    Lo que sí me gusta mucho es la gastronomía navideña, sea de dónde sea, dulces, salados y brindis porqué no? siempre se desea lo mejor por poco que nos gusten estas fechas.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  9. Me encanta la repostería nórdica, sin embargo no conocía éste Kringel y me has dejado con unas ganas de probarlo increible. Así que la receta me la guardo. El relleno me parece el mejor, yo desde luego hubiera elegido el mismo. Me ha encantado Helena. Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. Qué buena pinta! Seguro que está bonísimo.

    ResponderEliminar
  11. me ha encantado la entrada,muy entrañable! y el pastel pues no lo conocia,pero me parece que debe ser toda una delicia por lo que lleva,humm con su canelita...el olorcillo parece llegarme hasta aqui...
    saluditos.

    ResponderEliminar
  12. La familia hay que disfrutarla al máximo, porque solo nos damos cuanta cuando nos faltán. Un pastelito muy rico. Un besin.

    ResponderEliminar
  13. Tiene un aire al Kringel que conocía, pero en versión grande. Debe estar de vicio.

    Para mí esta época es especial porque además también es mi cumpleaños. Pero también es verdad que, con los años, las ganas de navidad han ido disminuyendo. No sé si el día de mañana cuando tenga hijos cambia la cosa, pero cada vez me deja más fría...

    Besos
    Bocados Divinos

    ResponderEliminar
  14. Helena como siempre una entrada exquisita.Y gracias a ti conozco una receta nueva.
    Disfruta mucho de tu familia, esta Navidad como te entiendo.Yo este año no voy a poder hacerlo.:(
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Por favor esto es un delito hecho postre, en historia, sabores y aromas irrepetiblemente bueno! Tengo que hacerlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. A mi también me gustan estas fiestas porque te reúnes con la familia y dejas a un lado discusiones, diferencias, etc...me encantan. Este postre que nos traes es muy original y tiene un aspecto riquísimo, me llevo tu receta, besitosss

    ResponderEliminar
  17. Te quedó genial Helena! Con algo así dan ganas de sentarse en la mesa a compartir ;). Besos.

    ResponderEliminar
  18. Que buena pinta Helena, yo tengo pensado hacerlo también próximamente y le añadiré unas especias que encontré en el supermercado alemán que hay por mi casa, es una mezcla de especias para speculoos (canela, clavo, nuez moscada, cardamomo, jengibre) A ver que tal me sale!!!

    ResponderEliminar
  19. Chiquilla que moneria, no he podido venir a verte, porque estoy más lia que un trompome he mudado de casa el sabado y ya por fin ayer termine con la última caja, que pesadilla parecía que nunca terminaba, ahora los detallitos y se acabo, fijate tú que yo estaba buscando esta receta y cuando te la vi dije ala que bien , así que ñam me la lleveo, las fotos preciosas. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Un postre fenomenal y original, tiene una pinta estupenda. Acabo de conocer tu blog y me gusta, me quedo como seguidora y te invito a visitar mi blog.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  21. Lo he probado también Helena, sólo que en el relleno le puse unos pistachos, esta delicioso.
    Muxus

    ResponderEliminar
  22. Fantástica receta y además comparto totalmente contigo el significado de la Navidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Ya le tengo ganas nada más verlo!! Se ve exquisito, me encantan este tipo de bollos especiados, son una maravilla!!
    Nosotros no seguimos tanto las tradiciones porque ya mi madre no cocina y aunque los demás intentamos mantenerlas hay platos que van evolucionando al igual que nosotros, aunque nunca faltan estos días algunos platos muy canarios!!
    Me llevo tu bollo!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  24. Pero que rico y que buena pinta tiene, de lujo!!!! Tienes un blog estupendo, por aquí me quedo!!
    Bss

    ResponderEliminar