lunes, 7 de noviembre de 2011

PUDDING DE YORKSHIRE (O MÁS BIEN DE CAMBRIDGE)


Supongo que muchos de nosotros hemos estado en Inglaterra y hemos probado el famoso Pudding de Yorkshire. Supongo también que, quien no haya estado pero sea un apasionado (o simplemente aficionado) de la cocina, habrá oído hablar de ellos. El Roast Beef acompañado de Pudding de Yorkshire se puede considerar como uno de los platos nacionales ingleses.
Os preguntaréis por qué, si se llama "pudding de Yorkshire", pongo lo de Cambridge. Pues bien, la última vez que estuve en Inglaterra fue haciendo unos cursos de inglés en la Universidad de Cambridge hospedada en casa de una familia inglesa y, por desgracia, de lo que más me acuerdo de esta familia es de lo mal que cocinaba la mujer.Que cocinaba mal es decir poco, cocinaba de pena, de echarse a llorar... y además, me ponía tan poco en el plato, que me gasté unas buenas libras en ir al supermercado a comprar algo de comida (y eso que yo no soy muy comilona, así que imaginaos lo que me ponía). Pero bueno, esta mujer que cocinaba tan rematadamente mal sí hacía algo bueno: Todos los domingos preparaba Roast-Beef con este Pudding... el Roast Beef no había quien lo probase porque le echaba tal cantidad de especias a la salsa (no sé por qué) que terminabas con un ardor de estómago y un sabor a "no se qué raro y malo" que ni os cuento... pero si lograbas separar el Pudding a un lado del plato para que no rozase la maldita salsa del Roast Beef, éste estaba delicioso, blandito por dentro y como con una costrita por fuera que estaba riquísima. A veces pienso que tengo tan buen recuerdo del pudding, porque era la único comestible en aquella casa, pero no, yo lo hago tal cual, con la receta que ella me dio y está muy bueno (eso sí, la receta del Roast Beef no se la pedí porque quiero a mi familia y no los quiero hacer pasar por eso). Así que, en honor a aquella mujer, yo lo llamo Pudding de Cambridge porque para algo bueno que hacía, se lo merecía.
Si leéis la historia del Pudding de Yorkshire, se cree que data de la Edad Media, cuando al asar la carne ponían debajo una masa de harina y leche sobre la que, al ir haciéndose la carne, iban derramándose los jugos que sobraban. Hoy en día suelen hacerlo los domingos para acompañar el famoso Roast Beef, pero se llegan a hacer dulces, rellenos... en fin, de múltiples variedades, pero a mí me sigue gustando sólo, para acompañar a carnes con salsa.

INGREDIENTES:
- 170 gr. de harina.
- 400 ml de leche.
- 100 ml de agua.
- 2 huevos.
- Aceite.
- 1 cucharadita de sal.

En primer lugar tenemos que tener caliente el horno, normalmente ya estaremos haciendo alguna carne en él (antiguamente se cocían debajo del Roast Beef, mientras este daba vueltas, y así iba absorviendo los jugos que caían de éste como ya os he comentado). También tendrán que estar calientes los moldes dónde vayamos a hornearlos (yo los pongo a la vez que meto la carne en el horno y, cuando falten 25 minutos para que termine el asado de la carne, los saco para rellenar).
Tamizamos la harina y, una vez tamizada, mezclamos todos los ingredientes en la batidora. Sacamos los moldes del horno (25 minutos antes de la finalización del asado como os he dicho). Echamos una cucharada de aceite de oliva en el fondo de cada molde (el aceite es única y exclusivamente para ésto) y, a continuación, los llenamos hasta la mitad (no más que suben mucho). Los horneamos 20 o 25 minutos a 180º.

No me diréis que no son fáciles ¿verdad?

23 comentarios:

  1. Pobreee..anda que no sufrirías....pero si dices que el pudding está bueno, tendré que probarlo...gracias por el enlace del blog, me parece brillante esa chica.un besote

    ResponderEliminar
  2. Helena me estoy riendo yo sola jajaja tenias que enseñarle tu a cocinar !!!
    Al menos le sacaste alguna receta a la pobre..nunca lo probé y nunca fui a Inglaterra pero eso sí me suena y mucho pensé que era otra cosa pero es dulce ainsss pillina tenemos que tomarnos un cafecito las dos junticas
    besote
    loli

    ResponderEliminar
  3. Bueno, pues sencillo si es, habrá que probarlo.

    ResponderEliminar
  4. si que son facilitos,es la primera vez que los escucho,y se ven bien ricos!
    un saludo.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Pues habrá que probarlo peroooooo sin roast-beef por favor!!!! ajajajajaja

    La historia me ha encantado!
    beso

    ResponderEliminar
  6. Molones! Pues yo no.he tenido la suerte de probar el puniding de Boris iré!

    ResponderEliminar
  7. Sí que están tirados! Además me parecen una idea maravillosa... qué historia bonita.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Nunca había visto esta receta, me la apunta para hacer en cuanto puieda, tiene una pinta buenísima!
    Besos
    Elsa

    ResponderEliminar
  9. Muy graciosa...
    Creo que la pinta no esta nada mal...
    Pues mira con tu permiso, me quedo siguiendo tus cositas; y te invito a que visites las mias..
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho para usar de acompañamiento a carnes..
    saludos

    ResponderEliminar
  11. no lo conocía y la historia tampoco...
    pero la pinta es deliciosa..
    te han quedado genial,
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  12. Vaya historia la de la señora que cocinaba mal, me he reído bastante, no he podido evitarlo, me imagino tu cara de horror cada vez que tocaba sentarse a la mesa jajaja.
    Cuando mi madre estuvo en Inglaterra me dijo que para cenar le ponían una sardina sobre un trozo de pan de molde y que se moría de hambre jajaja.
    En fin, que no conocía la historia del pudding de Yorkshire pero si era lo único decente que sabía hacer aquella buena mujer... bien se merece que le hayas cambiado el nombre.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Se ven deliciosos.Estimularon mi apetito.

    Saludos desde Chile

    ResponderEliminar
  14. Pobrecilla mi niña,algo aprendistes cielo,ahora nosotras disfrutaremos con estos pastelitos,jejejej¡¡¡no los conocía pero pienso hacerlos.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por los comentarios. La historia es así, tal cual la cuento... bueno, un poco peor, porque alguna vez pillé a los hijos comiendo unos pedazo de sandwiches en la cocina que ni os cuento y, en cambio yo, pasando hambre... qué racanos eran!!!!

    ResponderEliminar
  16. Ay, Helena, qué gratos y no tan gratos recuerdos me vienen a la memoria con leerte.

    En mis tiempos de juventud, Inglaterra era mi lugar de vacaciones. Me iba los veranos allá a perfeccionar mi inglés. Es un país que me encanta, siempre me ha encantado. Me encanta su historia, su cultura, su gastronomía. ¡Lo que he disfrutado viendo la serie Los Tudor! Ni te cuento. Pero en temas culinarios ... uff, qué malísimas experiencias tuve, chica. Claro, que por aquel entonces, tampoco es que la gastronomía me interesara. Te puedo prometer que JAMÁS he comido el pudding de Yorkshire. Ahora mi visión de este tema es totalmente al de aquella adolescente.

    Digo yo que al menos aprenderías algo de inglés, ¿no?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. nunca hice este pudding pero te lo voy a copiar tal cual, a mis hijos les va a encantar!

    ResponderEliminar
  18. Me apunto a probarlo!!! Tiene muy buena pinta y además parecé fácil. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Preparas unas recetas muy ricas , y esta se ve buenisima, besos

    ResponderEliminar
  20. Me he reido mucho con la narración de tus odiseas culinarias en Cambridge y me ha encantado conocer la historia de estos pastelitos, no sé mucho de la cocina típica del país de vecino solo que sus preparaciones suenan mucho mejor cuando las lees en los libros por lo que veo jaja
    Besicos sorianos y gracias por la entrada:)

    ResponderEliminar
  21. ajajaj, lo que me he reido con la pobre mujer y el hambre que debiste pasar:), yo no he estado nunca allí pero no es difícil, parezco más de la época pajáres que de ahora, se agradecen estas recetas pq aunque no viajo me dais la oportunidad de conocer cosas nuevas.

    ResponderEliminar
  22. Hoy pinchando aquí y allá he llegado a tí a través de "Saboreando las Estrellas", revisando un poco tu lindo blog compartimos aparte de la cocina, la influencia británica. Estos puddings son deliciosos, aún no los he hecho yo misma, cuando he prepatado un "sunday roast" los he comprado congelados pero al ver tu receta y tan fácil creo que ya no hace falta que vaya al super. Me quedo a seguirte "pastelito" que hay muchas cosas ricas que aprender. Buen finde
    Leny xx
    cocinademuertelenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Qué buenos parecen! Probaré de hacerlos con materias primas ecológicas!
    Pásate por nuestro blog, síguenos en twitter @ecobasicsbio y síguenos en facebook ecobasics

    ResponderEliminar