sábado, 1 de octubre de 2011

CRUMBLE VALDEPEÑERO



Cuando empecé con este blog no sabía si hacer una receta dulce o salada, si hacer una receta típica de mi tierra (es decir manchega) o si hacerla típica canaria. Al final, ni la uno ni lo otro, me decidí por un Bundt Cake, receta dulce y típicamente americana (lejos de nuestra cultura culinaria), pero la idea de hacer alguna receta dedicada a mis orígenes, a mi familia (a mis padres y a mis hermanos) y, sobre todo, a mi pueblo VALDEPEÑAS, siempre me ha rondado la cabeza. La receta que he hecho no tiene nada que ver con ninguna receta típica manchega, pero leyendo el libro de Nigella Lawson "Comida rápida saludable", que tengo desde hace tiempo, en el que viene un crumble de moras (que Silvia de "Mi dulce tentación", ya ha hecho), se me ocurrió una versión que ha quedado muy muy bien.
De los cinco hermanos que somos, tres vivimos fuera (otro a medio camino) y sé que si leen esta entrada estarán de acuerdo conmigo en que uno de los recuerdos que se graban en la memoria de cualquier valdepeñero en esta época es el olor a mosto que impregna todo el pueblo y es que, si tengo que definirlo, mi pueblo huele a mosto, a vino... a uva, que es el motor de toda la economía valdepeñera. En esta época cualquiera que se acerque a Valdepeñas podrá comprobar cómo llegan los tractores desde el campo hasta la ciudad trayendo los remolques llenos de uva y hacen colas esperando entrar en la bodegas para venderla y que se empiece así con el primer paso en la elaboración del vino. Pues bien, todo este ir y venir de tractores, la vendimia, la primera prensada de la uva... hacen que el pueblo se inunde de olor a mosto... y esto, para mí, si que es síntoma de que empieza el otoño y, de verdad os digo, que creo que es una de las cosas que más echo de menos desde que estoy aquí. Es curioso como, cuando vivía allí, veía todo esto tan normal y ahora, que lo tengo tan lejos, daría lo que fuera por poderme ir allí unos días en esta época y volver a olfatear ese olor tan especial en mi tierra, en mi casa, con mi madre y mis hermanos y que,mis hijas y mi marido pudiesen olerlo también... algún año lo haré. Por eso he decidido hacer una receta con uvas. Ojalá pudiese haber hecho esta receta con uva de Valdepeñas, pero eso es imposible porque sólo se consigue allí y, si conoces a alguien que tenga viñas porque si no es, casi imposible. Me gustaría que, si tenéis la ocasión (si pasáis cerca, os paréis cerca de un viñedo y, aunque esté mal decirlo, coged un racimo que no creo que pase nada por uno pequeñito) las probéis. Son pequeñitas, pero muy muy dulces. Pero bueno, a falta de mi uva favorita  he hecho este crumble con uvas que compré en el mercado.


INGREDIENTES:

- Dos racimos grandes de uvas (uno de uva morada y otro de uva blanca).
- Una cucharadita de canela.
- Una cucharadita de nuez moscada.
- 150 gr de mantequilla.
- 75 gr de almendras tostadas enteras.
- 75 gr de avellanas.
- 75 gr de azúcar moreno.
- 75 gr de copos de avena (naturales, sin azúcar añadido).
- 75 gr de harina.

Se le quitan los granos a las uvas (y, si os gusta más, la piel). Se ponen en una bandeja de horno (que no sea muy profunda) y se espolvorean con un poco de azúcar moreno.
Se machacan las almendras y las avellanas.
En un bol mezclamos la almendras y las avellanas machacadas con la canela, la nuez moscada, el azúcar moreno, la harina y los copos de avena.
Se derrite la mantequilla y se añade a la mezcla anterior (yo lo pongo todo en la thermomix y programo 30 segundos en velocidad espiga, para que se mezcle perfectamente).
Se echa por encima de las uvas y se mete en el horno precalentado a 200º durante 15 minutos.
Lo acabamos de probar y está bueníiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo (no es exageración). 

17 comentarios:

  1. Por supuesto que estará delicioso, y puedo asegurar que lo que dices es verdad, yo vivo en el pueblo de al lado (Santa Cruz de Mudela) y todo lo que cuentas lo veo año tras año.
    Una creación estupenda esta tuya. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Wow! Imaginación al poder. Seguro que habéis disfrutado con esta gran delicia, cosa que no me extraña porque tiene un aspecto delicioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pastelito mío!!! Qué rica receta y qué nostalgia la envuelve... me encanta :)

    Justo estoy pensando en hacer algo con uvitas aunque no gustan mucho en casa... creo que soy la única a la que le hacen gracia, jo! Ya me tocará compartir con mis alumnos que si como yo solita, después mi nick será: Mina Pelotina jejejeje.

    Te deseo de corazón que puedas viajar con tu familia allí, donde creciste entre esos aromas maravillosos. Busca el momento y lo encontrarás preciosa!!!!

    Besitos de mosto ;)

    PS: Ah! y que me has dado una idea para unas galleticas, ñam, ñam!!

    ResponderEliminar
  4. madre mía que pinta tiene ese crumble...

    ResponderEliminar
  5. Una pasada, no lo he hecho nunca, pero te puedo decir que lo hare y te lo dedicare, tiene una pinta exquisita.

    Mil besitos guapisima

    ResponderEliminar
  6. Tu historia muy bonita, es verdad los olores para algunos nos traen muchísimos recuerdos a veces más grabadas que las imágenes. Ya volverás a esas tierras para poder ver y oler aquellas cositas que nos comentas y podrás ir con tu familia.
    Por donde vivo también la vid es importante, pero las viñas y predios agrícolas se encuentran más alejados de la ciudad.

    Un agrado conocerte y conocer de paso tu receta. Besitos y que estés super bien.

    ResponderEliminar
  7. Con esa combinación de ingredientes, aunque las uvas no sean de Valdepeñas, el resultado sólo puede ser uno...delicioso!!!!!!
    Te deseamos que pronto puedas viajar con tu familia y disfrutar de ese aroma característico que inunda tu pueblo por estas fechas.

    Feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  8. Ummmmmmmmm seguro que estaba de vicio wapa te ha quedado de lujo.
    Bicos mil y feli domingo.

    ResponderEliminar
  9. seguro que si lo dices con ese ahinco es que es cierto que esta buenisimo! que cosa mas rica con uvitas! me la apunto!
    un saludito guapa.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todas por vuestros comentarios. De verdad que estaba bueno, bueno... pero yo soy un poco imparcial (soy la cocinera JAJAJAJAJAJA)

    ResponderEliminar
  11. Helena lo mismo le pasa a mi marido cada vez que bajamos a Jaén siempre le trae los mismos recuerdos pero en su caso de la aceituna ,como siempre nunca disfrutamos del día a día ya que lo vemos tan normal ¿verdad?,lo bueno es que siempre podemos volver aunque sea de visita
    Un pastel muy acertado seguro que tu familia lo disfruto mucho
    bss
    loli

    ResponderEliminar
  12. fijate, aún no he probado yo las crumbles, y como este las habeis puesto de moda en la red, me habeis picado, así que en breve caerá ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  13. Helena me alegro que os gustara la ensalada puedes hacer la reducción con cualquier vinagre
    ¿sabes que estoy haciendo? las galletas pero sin choco le puse almendra molida y aroma de naranja jajjajajaja acabo de probar una puntilla y están más ricas que las otras!!! creo que hoy me salto la dieta jajajajaja
    besiño

    ResponderEliminar
  14. Loli, que a mí me da que el chocolate es demasiado fuerte para las galletas, yo las iba a hacer sin chico, pero creo que voy a seguir tu idea de almendra molida, es que son tan fáciles de hacer....Ummmmmmm, por una no pasa nada ¡a la porra la dieta!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. DIOS MIO ...a estas horas con esto ..es que me pierde...se ve fantastico bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  16. Mmm... olor a mosto, qué sensación! De pequeña iba a tomar el aperitivo en verano con mi abuela prácticamente todos los días en Santander, después de la playa. Ella se pedía un Martini y yo un mosto, que siempre me ponían con una guinda bien roja.
    Ahora cada vez que me tomo uno me lleva a ese recuerdo, que tengo con calidez.
    Un crumble sensacional, desde luego.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola Pastelito;

    Ese crumble tiene que saber divino. Cuanto me gustaría visitar tu pueblo para oler ese rico olor a vino en el aire. Un beso, Nathalie

    ResponderEliminar