jueves, 22 de septiembre de 2011

SNICKERDOODLES DE CHOCOLATE



Llevo un tiempo pensando en hacer Snickerdoodles, los había visto mil veces en libros de repostería inglesa... pero hasta ahora nunca la había hecho y es que ¿no os pasa a vosotros que, a veces, las cosas suceden de manera que parecen encaminadas a que hagas algo? Pues con esta receta a mí me ha pasado algo así. Os cuento la secuencia de hechos:

Hecho 1: La semana pasada una compañera de trabajo me dio, por fin, la receta de los Snickerdoodles que había traído una vez, hace ya mucho tiempo, y que le llevaba pidiendo desde entonces.
Hecho 2: Ayer por la mañana fui al mercado a comprar algo de fruta y, como siempre, para ver hel puesto de las especias. No hay ningún puesto en el mercado que me guste más que el de las especias, hay veces que sólo voy al mercado para ver qué han traído nuevo o sólo para olerlo, me quedaría horas y horas oliendo el comino, el cardamomo, el tomillo... pero sobre todo, lo que me gusta oler es la canela que huele a metros de distancia. La canela me trae recuerdos al arroz con leche de mi madre,  a los "cinnamon rolls" que tanto me gustan... pero sobre todo, me recuerda el olor de la repostería casera, de los bizcochos hechos en casa, del invierno de la Península..., así que ayer por la mañana, dando un paseo por el mercado, me fui directa al puesto de las especias y ¿qué estaban colocando? Canela en rama. Así que compré un buen puñado y, de paso, 150 gr de canela en polvo.
Hecho 3: Por la noche me meto en el ordenador y, ojeando la última revista de Whole Kitchen veo esta receta. Así que, pensé que esto no era casualidad (¿qué hubieráis pensado vosotros?)y copié la receta de Whole Kitchen (por variar un poco la de mi compañera que los había traído una vez al trabajo) y me puse manos a la obra.



Los Snikerdoodles (aunque muchas ya o sabréis)  son unas "galletas", aunque yo las llamaría más bien bizcochitos hechos con cremor tártaro y bicarbonato y rebozados en azúcar y canela (lo que hace que ,cuando los horneas, el olor se extiende por toda la casa). Intentando buscar el origen de estas "galletas" lo pimero que me encuentro en la red es que Bea ya lo había hecho (de verdad que el blog de Bea es de lo mejor que hay en la red, así que lo vuelvo a recomendar),  os dejo el link por si queréis profundizar más en el tema y para no repetir algo que ella explica tan bien.

INGREDIENTES:

120 gr de harina de repostería
25 gr de cacao
1 cucharita de cremor tártaro
1/2 cucharita de bicarbonato
Una pizca de sal
115 gr de mantequilla a temperatura ambiente
110 gr de azúcar
2 huevos
Pasta de vainilla
Azúcar y canela para rebozar

Precalentamos el horno a 180º.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla suave y esponjosa. Vamos añadiendo los huevos uno a uno.
Mezclamos y tamizamos la harina con el cacaco, el cremor tártaro, el bicarbonato y la sal y se va añadiendo poco a poco a la mezcla anterior hasta que quede una mezcla compacta.
Se van haciendo bolas  y rebozándolas sobre una mezcla de azúcar y canela. Se ponen en una bandeja de horno forrada con papel de hornear (o sobre un silpat) y se tienen unos 8 minutos a 180º. Yo las dejé abizcochadas (porque me gustan más), pero se pueden dejar únos minutos más y dejarlas más crujientes, tipo galleta.



Sin duda, es una de las "recetas dulces" que he hecho que más me ha gustado y que pienso repetir para comer nosotros, para llevar al trabajo o para regalar.


10 comentarios:

  1. no conocia estas galletas niña,pero de buena gana m¡te cogia yo ahora unas cuantas que ricas!
    saluditos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Pero son super fáciles de hacer yo pensé que con semejante nombre sería algo imposible,¿sabes qué? creo que van a ser mis primeras galletas para el blog.
    Que suerte tienes poder disfrutar de un mercado con especias aquí el super y poco más..
    besito
    loli

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco conocía estas galletas, pero ahora no las olvidaré ;) se ven deliciosas y yo muero por comerme unas cuantas!

    ResponderEliminar
  4. No conocía estas galletas, seguro que me gustan y como tu bien dijiste "abizcochadas", tb me gusta mas esa textura
    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Afri y Loli, la pasta de vanilla yo la compré hace bastante tiempo por internet (busco el link por si os interesa y lo pongo), pero se puede sustituir perfectamente por azúcar avainillado o una cucharadita de esencia de vainilla. Os mandé un mail explicando un poco.

    A todas que son muy fáciles de hacer y están buenísimas Ya me contaréis si las hacáis. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Unas galletas con un nombre impronunciable pero que lucen riquísimas y preciosas. Me gsutan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Aquí os dejo el enlace de Lakeland, que fue la tienda on line donde compré la pasta de vainilla, es de Nielsen-Masey que, para mí, son los mejores extractos de vainilla que hay.

    http://www.lakeland.co.uk/14149/Vanilla-Bean-Paste

    Lakeland tiene cosas de cocina y repostería preciosas, echad un vistazo.

    ResponderEliminar
  8. EEeeeeeeso te iba a preguntar yo: ¿Qué es la pasta de vainilla? Echaré un vistazo al link :)

    A mi me encanta la canela... hace poco leía un libro donde constantemente preparaban bizcochos de canela y los describen calientitos, recién salidos del horno y en invierno... que Jo! me pondré a buscar recetas para intentar hacer algún pastelito ó algo por el estilo :)

    Estas galletinas se ven ricas, ricas... la canela para mi siempre es buena compañera y si hay chocolate de por medio ¡MEJOR! Me apunto tu recetina.

    Un besote acanelado ;) Muakssssssssssssss

    ResponderEliminar